Previous Next
27

El exconseller de Turisme, Francesc Buils, ingresó ayer en el centro penitenciario de Palma para cumplir con la condena de tres años de prisión ratificada por el Supremo por una pieza del ‘caso Voltor’. El exalto cargo acudió al centro penitenciario dentro del plazo voluntario de 48 horas que le fijó el martes la Audiencia Provincial. Primero recogió la orden de ingreso en el edificio judicial y de allí se fue a prisión. Se convierte así en el primer exconseller del Govern que ingresa por un delito cometido bajo su mandato.

Por la misma causa por la que ha ingresado Buils también tiene que entrar en la cárcel el exjefe de área de Inestur, Antoni Rebassa, a quien la Audiencia ha dado de plazo hasta el próximo miércoles para cumplir con el mismo trámite.

El ingreso del exconseller se produce después de que se declarara firme la sentencia en la que la Audiencia Provincial le había impuesto tres años de cárcel por un delito de malversación. Los tribunales consideraron que Buils intentó ganarse la fidelidad del exconcejal de UM de Sóller Antoni Arbona. Para ello decidió pagarle 15.000 euros en dos anualidades. Un primer pago de 3.000 euros se produjo con Buils como conseller y el otro, según las sentencias, deriva de las órdenes que él dio a sus subordinados.

El pago se produjo en un contexto de guerra política en el seno de UM por la sucesión de Munar entre los fieles a la expresidenta, los nadalistas y los integrantes de la denominada ‘Liga Norte’. Para camuflar el pago, se ideó que Arbona asesorara para elaborar una guía de pueblos. El folleto se realizó pero fueron los propios funcionarios de Inestur quienes realizaron el trabajo y la intervención de Arbona fue superflua. En el juicio declararon en contra de Buils el exgerente de Inestur, Antoni Oliver, y el propio Arbona. El Supremo valoró como suficientes los elementos de corroboración de las declaraciones de ambos coimputados.

Ésta es la primera condena de Buils, quien tiene otras causas pendientes aún en instrucción, casi todas ellas en el ‘caso Voltor’ derivadas de supuestas irregularidades durante su mandato en la Conselleria de Turisme. Los casos más inmediatos que tiene pendientes de juicio son los que se refieren a la denominada ‘pieza Banif’, en el que es clave el testimonio del ‘arrepentido’ gerente de UM, Álvaro Llompart y el ‘caso Coint’.