0

El Ajuntament de Palma reclama 111 millones al tercer mecanismo de pago a proveedores que ha habilitado el Gobierno central. De ellos, 83 millones los devolverá el Govern (40 millones por la deuda contraída con el Consistorio y 43 millones para el Palacio de Congresos) y los 28 restantes el Consistorio. El teniente de alcalde d’Economia, Julio Martínez, explicó que enviarán a Madrid todas las facturas pendientes de pago hasta el pasado 31 de mayo; se incluyen facturas de Cort, de las empresas municipales, organismos autónomos y del Palacio de Congresos. Este último se computa al Ajuntament aunque paga el Govern.

En concreto, la deuda de Cort con los proveedores es de 58,8 millones; la del Palacio de Congresos, de 43 millones; la de la EMT asciende a 3,1; la del IME, a 2,5 millones y la del IMI, a 2,3. El resto son cantidades menores. El proveedor al que el Consistorio debe más dinero es a Tirme (24 millones de euros), seguido de T-System (2,3 millones) y Acciona (43 millones).

Los proveedores que se acojan a este plan cobrarán el próximo noviembre, lo que permitirá al Consistorio pagar a 30 días en enero de 2015, aunque Martínez ve más probable hacerlo a 60 días. Además, permitirá pagar las facturas de junio y julio en agosto.

El titular d’Economia reiteró que esta medida no supondrá un incremento de la deuda municipal, ya que se trata de una operación de tesorería que permitirá disminuir los gastos financieros del Consistorio. Actualmente, Cort tiene unos 26 millones en pólizas de crédito y 15 millones en confirming que se irán sustituyendo por el mecanismo de pago a proveedores. El Ajuntament sólo tendrá que devolver 28 millones de los 110, ya que los 83 restantes los asume el Ejecutivo autonómico. Martínez destacó con esta medida los proveedores no tendrán que asumir los costes financieros para poder cobrar, como tiene que hacer actualmente con los confirmings, sino que será el propio Consistorio el que los pagará pero a un coste inferior que las pólizas de crédito.

Por otra parte, hoy se dará cuenta en el pleno de un informe de Intervención que señala que la desviación de la previsión del plan de ajustes de Cort es del 1%; Martínez lo desvinculó del pago a proveedores y aseguró que se trata de un seguimiento que se realiza del plan de saneamiento.