La marcha ha recorrido las principales calles de Palma. | M. À. Cañellas

Unas 400 personas salieron ayer tarde a la calle en Palma, convocadas por los sindicatos UGT y CCOO, para manifestarse ‘Por una Europa más social y democrática, por el empleo y la protección social’, en el marco de la Semana de Acción Europea organizada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) que culminará con una movilización el día 16 en la mayoría de las ciudades españolas.
«Exigimos una Europa social, más igualitaria y con los mismos derechos laborales», indicó el secretario general de UGT, Lorenzo Bravo, tras criticar que la prioridad sea pagar los préstamos en lugar de apostar por mantener una Europa solidaria cuyos servicios sociales continúen siendo un ejemplo.
Por su parte la secretaria general de CCOO, Katiana Vicens remarcó que «hoy salimos a la calle para exigir a las instituciones europeas que cambien el rumbo de sus políticas que están hundiendo a la sociedad».
Concentración
Por otra parte, ayer por la mañana, medio centenar de delegados y delegadas de USO se concentraron frente a la Delegación del Gobierno para exigir un cambio de rumbo en las políticas de austeridad.