0

El diputado no adscrito en el Parlament Antoni Pastor ha advertido hoy al Govern y al PP que continuará expresando su opinión y haciendo su trabajo, y ha aseverado: «No me harán callar, aunque lo hayan intentado».

En los pasillos del Parlament ha criticado la «falta de pluralidad» de la presidenta de la Cámara legislativa, Margalida Durán, porque no le ha permitido defenderse de la acusación de «tránsfuga» que le ha proferido la consellera de Administraciones Públicas, Nuria Riera, con ocasión de una pregunta parlamentaria.

Pastor ha dicho que la consellera ha tenido que recurrir al «insulto», lo que le deja «muy tranquilo» ya que eso significa que está haciendo «bien» su trabajo.

«Tengo todo el derecho del mundo a tener voz en el Parlament, fui expulsado del grupo parlamentario y del partido (PP) y estoy como diputado no adscrito; lo único que pido es poder trabajar como cualquier otro diputado», ha solicitado.

Sobre el descalificativo de «tránsfuga», el también alcalde de Manacor ha dicho que «no hay peor transfuguismo que un presidente de Govern que incumple cada día su programa electoral, que prometió y que le hizo ganar las elecciones».

Además, Pastor no entiende por qué una consellera tiene que exigir que entregue el acta de diputado a un representante del Parlament.

«Que todo un Govern y toda una consellera se tenga que preocupar de mi condición de diputado demuestra la bajeza del Govern y de qué manera juegan; yo sé de qué manera juegan y algún día lo contaré», ha concluido Pastor.