Pere Navarro (PSC), Francina Armengol (PSIB) y Ximo Puig (PSPV), ayer.

4

Socialistas de Balears, Catalunya y País Valencià quieren marcar el rumbo del PSOE que, el próximo 6 de julio, celebrará un consejo territorial. Allí presentarán sus propuestas para reformar la Constitución y, según la secretaria general del PSIB, Francina Armengol, darán «un paso adelante hacia un Estado federal».

Armengol, que también forma parte de la Ejecutiva del PSOE, fue la anfitriona de una jornada de trabajo en la que participaron el secretario general del PSPV, Ximo Puig, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro.

Navarro, que hace unos meses abogó abiertamente por la abdicación del Rey, no quiso añadir ayer nada nuevo al respecto pero dejó claro que el debate sobre monarquía o república no se abordará al plantear la reforma constitucional.

«Mi opción es evidentemente la república, pero la situación económica, social y democrática del país es grave, necesita soluciones y no es el momento de abrir un debate sobre si somos monárquicos o republicanos», afirmó el líder del PSC.

Discrepancias

«Hay muchas coincidencias y ganas de consensuar y encontrar aquella fórmula territorial que nos ayude a superar discrepancias históricas», dijo la secretaria general del PSIB, que evitó en todo momento (igual que Navarro y Puig) presentar las diferencias de criterio como ejemplo de división en el partido. De hecho, Armengol insistió en que la propuesta federal y de reforma de la Constitución que asumirá el PSOE parte del propio secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En opinión de Navarro, la Constitución Española «no debe prohibir expresamente una consulta independentista» para que «los ciudadanos puedan opinar sobre su futuro, no porque sean independentistas o no, sino porque quieren mas democracia».

Como colofón de la jornada, el expresident Antich moderó un debate sobre el modelo territorial y sobre cuál ha de ser el papel del Senado.