El niño Aboubakar, con la camiseta de la ONG mallorquina.

3

El niño senegalés Aboubakar, aquejado de ostemomelitis, llegó ayer a Son Sant Joan para ser atendido en el hospital de Son Espases, gracias a la mediación realizada por la ONG mallorquina ‘Dentistas sobre ruedas’.
Aboubakar, que llegó acompañado por su padre Alassane Fayée, padece osteomielitis, una infección que afecta a sus huesos, sobre todo a los del pecho, tibia y fémur. De no haber venido a Mallorca, e ingresar en Son Espases, a donde fue trasladado ayer, Aboubakar hubiera muerto.
La ONG ‘Dentistas sobre ruedas’, que hasta hace unas semanas ha estado trabajando en Misirah, tuvo conocimiento de su caso, y decidieron traerlo a Mallorca, para lo que han tenido que cubrir muchos trámites, pues el niño carecía de documentación, y para viajar, como mínimo, se necesita pasaporte.
Alfonso Jaume, presidente de esta ONG, señaló ayer que desde el primer momento han tenido la colaboración y ayuda de Miquel Ramis, del PP, que se ha involucrado en esta historia como si de un hijo suyo se tratara. «Ramis ha gestionado muchos trámites, gracias a los cuales el niño ya está en Son Espases. Asimismo, tengo que dar las gracias a los Rotarios de Pollença, por haber corrido con todos los gastos de los billetes de padre e hijo».
Mientras el niño esté hospitalizado, a su padre, falto de recursos y medios, intentarán que ingrese en la comunidad senegalesa de Palma.