Fachada de Son Espases. | LUIS FORTEZA

5

La portavoz municipal del PSIB y excaldesa de Palma Aina Calvo ha pedido al equipo de gobierno de Cort que destine los 7 millones de euros del impuesto de construcciones (ICIO) de Son Espases que la justicia reconoce al Ayuntamiento al plan de choque contra los desahucios y a la EMT.

Según ha explicado Calvo en una rueda de prensa, una sentencia del 28 de febrero de 20013 del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, a la que ha tenido acceso el PSIB-PSOE recientemente, desestima el recurso de apelación que había interpuesto la concesionaria del hospital al consistorio palmesano.

De esta manera, Cort tendrá derecho a reclamar lo que le corresponde por el ICIO.

Tras calificar de «buena noticia» la sentencia, Calvo ha propuesto al alcalde de Palma, Mateo Isern, que estos ingresos adicionales, que cifra en 7 millones de euros, se destinen de manera «urgente» a luchar contra los desahucios, destinándolos al plan de choque aprobado por todos los grupos municipales.

La regidora socialista ha planteado que el plan incluya medidas como la creación de una oficina de Intermediación Hipotecaria y de alquileres que, en colaboración con el colegio de Abogados de Baleares, permita intermediar en el conflicto entre las personas que no pueden pagar la hipoteca y el acreedor.

Además, ha propuesto que se ponga en marcha un programa de asistencia psicológica por aquellas familias desahuciadas.

En opinión de Calvo, estos ingresos adicionales se deben aprovechar para mejorar la atención social y algunos servicios básicos.

EMT

En este sentido, ha apuntado a la necesidad de dar marcha atrás en los recortes de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), con los que Cort pretende ahorrar 800.000 euros.

Ha recordado que los ajustes en la EMT han afectado a las frecuencias de 13 líneas de autobuses, ha supuesto el incrementado de un 23 % del coste del billete y que los usuarios deban esperar media hora más que antes en el horario vespertino.

La excaldesa de Palma ha señalado que la decisión municipal de reclamar el importe del ICIO no ha estado «exenta de polémica» y que los socialistas han defendido en todo momento la necesidad de exigir el pago de este impuesto, para lo cual se firmó un acuerdo en julio de 2008, cuando ella estaba al frente de Cort.

Una vez resuelto judicialmente el asunto, Calvo ha reclamado al alcalde de Palma, Mateo Isern, que «defienda los intereses de los ciudadanos de Palma y reivindique el dinero que les corresponda».

Según la portavoz socialista, el primer edil, en los dos años del gobierno del PP, no ha reclamado lo que le corresponde al consistorio, en especial ante el Govern, como las inversiones del fondo de capitalidad.

«Ha hecho una renuncia expresa de la defensa de las inversiones que pueden generar empleo, como el desarrollo del proyecto de rehabilitación de la Playa de Palma», ha precisado.

«Ante la posibilidad de tener ingresos adicionales para el Ayuntamiento, no basta la sonrisa congelada del alcalde», ha afirmado.