Can Domenge

Vicens: «Munar, Nadal y yo sabíamos que el concurso estaba amañado»

|

Valorar:
Visto 199 veces

El exconseller insular de Territorio Bartomeu Vicens ha confesado ante la Audiencia de Palma la trama pactada con sus dos inmediatos superiores en el Consell de Mallorca para vender el solar Can Domenge y llevarse 1,8 millones entre los tres: «tanto Maria Antònia Munar, como Miquel Nadal como yo mismo éramos conscientes y sabedores de que el concurso estaba amañado».

Justo quince días antes de que comience el juicio del caso Can Domenge el 5 de junio por la supuesta venta irregular del solar de dicho nombre en 2006, Vicens entregó ayer una confesión por escrito en la Audiencia explicando que el concurso fue amañado y que se pactó el cobro de 4 millones de euros a la empresa Sacresa a cambio de la adjudicación.

En la confesión, a la que ha tenido acceso Efe, Vicens, que en la actualidad cumple condena en prisión por otras dos causas de corrupción por las que fue sentenciado a 6 años de cárcel, detalla el proceso mediante el cual se planeó la adjudicación de este solar, con el objetivo de obtener ingresos para financiar la campaña electoral autonómica de Unió Mallorquina (UM).

Pacto con Matas

En 4 páginas, Vicens relata que fue la expresidenta del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar quien le habló en una comida junto al exvicepresidente Miquel Nadal de este solar y le explicó que había pactado con el expresidente del Govern balear Jaume Matas (PP) segregar dicha finca en dos.

El Govern destinaría su parte a construir el velódromo Palma Arena, cuyo sobrecoste dio lugar al caso Palma Arena, y el Consell de Mallorca, que era gobernado por UM, podría enajenar la suya.

«Nos dijo que, de este modo, el Consell tendría financiación para poder hacer cosas y el partido UM obtendría ingresos para la campaña autonómica mediante una comisión a cargar al comprador del solar», dice Vicens en esta confesión presentada para que sea tenida en cuenta como atenuante.

Munar pidió a Nadal que se encargara de instrumentar la venta para un proyecto singular que el Consell pudiera controlar. «No se hacía nada relevante sin el consentimiento de Maria Antònia Munar, pero los detalles ejecutivos los llevaba Nadal», insiste.

Comisión de 3 millones

Según Vicens, inicialmente Munar pensó en negociar la adjudicación con un empresario mallorquín de confianza. El plan era reclamar a cambio una comisión del 10 % (3 millones de euros), pero presentó un proyecto mediocre.

Munar pidió a Vicens que mediara entre Nadal y el exconseller de Hacienda, Miquel Àngel Flaquer, porque no se entendían entre ellos. Esta dificultad complicaba «el asunto» y, además, le pidió que hiciera lo necesario para pacificar las críticas que arreciaban en los medios de comunicación sobre este proyecto.

Vicens ideó la creación de un jurado técnico con expertos ajenos a la administración para evaluar el proyecto. Nadal se encargaría de negociar con el posible ganador para «salir ganando».

Reparto

«Se pactó con Sacresa un pago (cohecho) de 4 millones de euros a cambio de la adjudicación» que se pagaría la mitad antes de la concesión y el resto después.

Se lo repartieron dándole un 5 % (200.000 euros) a un empresario y 2 millones fueron al partido. Munar, Nadal y Vicens se repartieron a partes iguales 1,8 millones de euros.

Fijar una cláusula de precio máximo fue idea de Nadal, en avenencia con Munar y Vicens, para potenciar el proyecto y pedir una comisión.

Según Vicens, la mesa técnica fue totalmente imparcial y el proyecto ganador, del arquitecto Jean Nouvel, «era de verdad impresionante».

Vicens escribió tanto el escrito instando a la alienación de Can Domenge, como el inicio del procedimiento. «Creo que Nadal me dijo que yo lo instara porque nadie quería hacerlo: ni él, ni Flaquer, que era el titular de Hacienda», admite el exconseller, que concluye diciendo que él sepa nadie fuera del Consell, salvo el referido empresario, se benefició de la operación.

La confesión de Vicens dio lugar a una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción ante los Juzgados y que el juez instructor ordenara los registros de ayer y hoy en los domicilios de Munar y Nadal para buscar efectivo o datos que aporten información sobre el paradero del dinero.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.