0

La aprobación hoy del decreto del tratamiento integral de lenguas (TIL) de Baleares que tiene como objetivo que los estudiantes de Baleares conozcan con un alto nivel y se expresen en catalán, castellano y una lengua extrajera supondrá la contratación de cien profesores adicionales.

Para poner en marcha este proyecto a partir del próximo curso están en proceso de formación lingüístico 1.315 profesores y se incorporarán a los diferentes centros cien más, en lo que el conseller de Educación, Cultura y Unversidades, Rafael Bosch, ha calificado como una inversión en favor de la formación de los alumnos de las islas.

Además, para poner en marcha este decreto de manera progresiva en los próximos años se están realizando hasta 355 actividades formativas lingüísticas dirigidas exclusivamente a los docentes.

El Consell de Govern ha aprobado hoy este decreto que sustituye al de 1997 con el objetivo de que los alumnos de la enseñanza pública y concertada no universitaria conozcan y se expresen en las dos lenguas oficiales, catalán y castellano, y en una tercera extrajera, preferentemente el inglés.

Bosch ha informado de esta iniciativa que busca el equilibro en la enseñanza de las dos lenguas oficiales, sin preferencia ni detrimento de ninguna de ellas, y que los estudiantes conozcan una lengua extranjera en una coyuntura social y laboral en la que se precisa su conocimiento para optar con más garantías al mercado de trabajo.

Bosch ha señalado que este decreto lingüístico recoge el modelo que defiende el PP y ha manifestado su comprensión hacia sectores sociales y educativos que consideran y defienden que debe ser el catalán la lengua principal en la que se debe impartir la enseñanza en las escuelas de la comunidad autónoma.

La principal aportación del decreto es que, en que en todas las clases en las que no se enseñe expresamente una lengua, se podrán impartir en catalán, castellano o inglés.

A partir de ahora, los alumnos de educación infantil recibirán sus clases en una de las lenguas oficiales y comenzarán a aprender inglés a partir de los tres años, en el segundo ciclo, porque los menores tienen una capacidad «enorme» de aprender nuevos idiomas, ha subrayado el conseller.

«Vale la pena trabajar con más lenguas en los centros» para que los jóvenes estudiantes se puedan desenvolver con ellas en el actual mercado laboral, ha resaltado el conseller.

En primaria recibirán la enseñanza en las dos lenguas oficiales y en la extranjera. En esta etapa se deberá impartir en cada una de las lenguas oficiales, como mínimo, una de las áreas que tengan como objeto de aprendizaje las matemáticas o el conocimiento del medio natural, social y cultural.

El resto de horas lectivas se repartirán de manera equilibrada entre las dos lenguas oficiales y la lengua extranjera. Los alumnos deberán cursar un mínimo de 4 horas en lengua extranjera en el primer y el segundo ciclo de primaria, y un mínimo de 5 horas en el tercer ciclo.

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO) los alumnos recibirán la enseñanza en las tres lenguas. En primero, segundo y tercero de ESO se deberá impartir en cada una de las lenguas oficiales y la lengua extranjera, como mínimo, una de las materias que tengan como objeto de aprendizaje las matemáticas, las ciencias de la naturaleza y las ciencias sociales.

En cuarto curso se deberá impartir en cada una de las tres lenguas, como mínimo, una de las materias que tengan como objeto de aprendizaje las matemáticas, las ciencias sociales y el resto de las materias obligatorias. El centro deberá ofrecer un mínimo de un 20 % de la carga lectiva del resto de materias en cada una de las lenguas oficiales y en la extranjera.

En bachillerato, los alumnos deberán cursar en las lenguas oficiales y en la lengua extranjera, en cada uno de los cursos, una o más materias no lingüísticas del currículo.

Los alumnos de los niveles 1 y 2 de formación profesional deberán cursar uno o más módulos en cada una de las tres lenguas. En cuanto a las enseñanzas de nivel 3, se deben impartir de acuerdo con los currículos de cada uno de los ciclos de las diversas familias profesionales.

Para impartir áreas de conocimiento no lingüístico en lengua extranjera, los docentes deberán acreditar un certificado de nivel B2 o superior.

Al inicio del período de implantación del nuevo decreto, y en el caso de que los centros no dispongan de los medios personales necesarios para impartir áreas en lengua extranjera, impartirán de manera transitoria estas asignaturas y, de forma equilibrada, en las dos lenguas oficiales de las Islas Baleares.

Los centros deberán elaborar y aprobar su proyecto de tratamiento integrado de lenguas antes del 20 de junio de 2013. La aplicación de este proyecto comenzará el próximo curso 2013-2014.