0

El gerente del Consorcio Urbanístico de la Platja de Palma, Álvaro Gijón, anunció ayer que el Plan de Reforma Integral (PRI) está previsto que se apruebe antes de final de mes, tras aplazarse el pasado 26 de marzo su aprobación por parte de la junta rectora del consorcio.

Gijón, que ayer visitó las instalaciones del hotel Pabisa Bali, resaltó el ejemplo de este establecimiento, «que ha podido incrementar de categoría, de tres a cuatro estrellas y llevar a cabo una amplia reforma gracias a la aplicación de la Ley General Turística. Este es el objetivo que debe imperar en la reforma de la Platja de Palma, pero sin el PRI muchos establecimientos estarán limitados legalmente para acometer obras durante este invierno, lo cual incidirá en la competitividad de la zona».

Govern

El retraso de la aprobación del PRI está generando tensiones entre las cinco administraciones que componen el Consorcio Urbanístico, así como en el sector empresarial. En este aspecto, el presidente de la Asociación Hotelera de la Platja de Palma, Francisco Marín, fue más que tajante a la hora de valorar la pasividad de las administraciones: «En la zona no hay ningún problema urbanístico, lo único que tienen que hacer es ponerse de acuerdo Govern, Consell, Gobierno central, Cort y Llucmajor. No es lógico lo que está pasando con el PRI y urge que se tome una decisión».

Més por Palma y el PSM por Llucmajor, al respecto, denunciaron ayer la incapacidad del PP de «llevar adelante el PRI».

Pabisa Hoteles, con la inversión realizada en el Bali, podrá terner este hotel abierto todo el año gracias a la apuesta que ha hecho por el turismo activo (cicloturismo y náutica) para el invierno, «por lo que incidiremos en la desestacionalización, según afirmó el director general de Pabisa Hoteles, Onofre Pascual.