La empresa calcula que la mitad de los escombros que se producen en la Isla acaban en vertederos ilegales. | ultimahora.es

18

MAC Insular, la empresa concesionaria del tratamiento de escombros en Mallorca, ha presentado cuatro demandas judiciales contra el Consell en las que alega que algunas decisiones de la institución insular están perjudicando claramente a la concesionaria. Una de las más claras se refiere a la actualidad de las tarifas.

El Consell debe actualizar cada año las tarifas que deben cobrar las distintas concesiones y así cada año se revisan las tarifas del túnel de Sóller, de la ITV o de la incineradora. No sucede así con el tratamiento de escombros, que sólo se ha actualizado en el año 2009, quedó en 43,35 euros por tonelada, pero no en 2007, 2008, 2010, 2011 y 2012.

Pero no es el único contencioso que está en estos momentos sobre la mesa. Fuentes de la empresa explicaron que existe una reclamación de 51 millones de euros por el perjuicio que supone el hecho de que las administraciones no hagan cumplir la ley.

Empresas pirata

La empresa argumenta que las instituciones no hacen nada para evitar el tratamiento ilegal de escombros por parte de empresas ‘pirata’ que vierten los escombros en zonas escondidas y cobran una tarifa a los constructores mucho más baja que la de MAC. Estas empresas clandestinas se están enriqueciendo con un negocio ilegal que no cumple las condiciones ambientales ni pagan impuestos, por lo que pueden ‘reventar’ las tarifas.

En su pliego enviado al juez, el Consell admite que existe este perjuicio para la empresa debido a este incumplimiento de lo que marca la ley. No sólo eso: el Consell admite que el perjuicio económico se eleva a 27 millones de euros.

La empresa argumenta que, a la vista de este perjuicio, el Consell tiene la obligación de garantizar que se cumple la legalidad con un cuerpo de inspectores. En caso de no hacerlo, o se reequilibra la concesión atendiendo a estos perjuicios o se aprueba el rescate y el Consell paga los más de 64 millones de euros que gastó la empresa en la construcción de las instalaciones de tratamiento.