El sector del pequeño comercio es uno de los que más empleos ha destruido en los últimos cinco años. | ultimahora.es

8

La temporalidad y la precariedad laboral no para en las Islas desde que empezó la crisis económica en 2008. De hecho, desde el primer año de la crisis hasta finales de 2012 los contratos han bajado un -18,7% en la Comunitat Autònoma y las altas de afiliación a la Seguridad Social acumulan, en los últimos cinco años, una bajada del 12,7%.

Balears ha destruido, desde que empezó la crisis, un total de 71.049 contratos. El año 2008 se firmaron un total de 381.432 contratos, que bajaron hasta los 310.383 en 2012.

Sólo el 10,8% de los contratos firmados por los trabajadores de las Islas en 2012 tenían carácter indefinido, pasando de 33.619 contratos indefinidos en 2011 a 33.991 (+1,10%) el año que acabamos de concluir.

De los 310.383 contratos firmados a lo largo del año pasado, 276.393 (89,04%) fueron de carácter temporal, la mayoría de menos de 12 meses.

Datos

Así lo refleja un estudio realizado por la Fundación Gadeso y los datos que manejan las organizaciones sindicales de las Islas que sostienen que éste último año, marcado por la austeridad, ha hundido todavía más el mercado de trabajo balear y ha dejado a la Comunitat Autònoma con la afiliación a la Seguridad Social más baja desde que empezó la crisis económica.

La media anual del número de afiliaciones en 2012 ha sido de 398.261. La afiliación ha bajado en -10.089 registros, con una tasa de variación anual del -2,5%. En 2011 la bajada anual en la media de afiliación fue del -1,2%, con un total de -4.902 afiliados que en el año 2010.

Los sectores que más empleos han destruido son la construcción, el comercio, la agricultura y las empresas relacionadas con el mundo de la construcción, como el sector inmobiliario.

Las organizaciones sindicales manifiestan que, a pesar de las distintas reformas laborales puestas en marcha en el último quinquenio, la destrucción de empleo y la temporalidad no deja de crecer. Y añaden que los empresarios de las Islas parecen apostar por la contratación temporal en detrimento de una apuesta decidida a favor de la contratación indefinida.