Carlos García Revenga, entre los duques de Palma durante un acto en la Seu en 2006. | Pere Bota

69

El juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, ha citado a declarar en calidad de imputado al secretario de las infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga, para que explique «sobre cargos y funciones que desempeñaba en la Asociación Instituto Nóos o cualquiera de las entidades mercantiles que conformaban su entorno», según señala la providencia dictada ayer.

García Revenga realizaba funciones de tesorero en Nóos y comparecerá en los juzgados de Palma el sábado 23 de febrero, el mismo día que lo hará Iñaki Urdangarin.

Su citación de produce pocos días después de que el exsocio de Urdangarin y vicepresidente de Nóos Diego Torres, remitiera al juzgado a través de su abogado, Manuel González Peeters, unos correos electrónicos supuestamente comprometedores para él. En uno de ellos, el duque de Palma le da instrucciones para que deposite los honorarios de la infanta Cristina procedentes de La Zarzuela en una determinada cuenta bancaria.

Imputados

Noticias relacionadas

En el escrito redactado por el letrado de Torres se incide en que de las cinco personas que estaban al frente de Nóos «tres están imputados, por lo que faltan dos», señalaba, en directa alusión a García Revenga y a la infanta Cristina. El juez afirma en la providencia que la decisión de imputarle en la causa la adoptó «sin que se lo hubiera pedido ninguna de las partes personadas ni el propio afectado». Todo ello viene a colación a raíz de un comunicado hecho público días atrás en el cual García Revenga, se declaraba inocente y solicitaba al juez que le llamara a declarar. Esa petición, sin embargo, fue verbal ya que el secretario de las Infantas no la hizo llegar por escrito al juzgado.

«Pese a mi condición de tesorero del Instituto Nóos, nunca tuve firma autorizada en sus cuentas, ni poder de decisión en la gestión de las mismas ni en su contabilidad. Y de ninguna forma, directa o indirectamente, he recibido ningún tipo de remuneración ni de beneficio», afirmaba García Revenga. El ‘caso Nóos’ es la pieza separada número 25 del ‘caso Palma Arena’ y en ella el juez y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach investigan desde hace dos años el presunto desvío de fondos públicos de Balears y Valencia a esa entidad, creada, inicialmente, sin ánimo de lucro, pero que según Hacienda pudo ingresar hasta 16 millones de euros entre 2002 y 2010, 5,8 de ellos provenientes de las arcas baleares y valencianas.

Iñaki Urdangarin y Diego Torres se enfrentan a los delitos de malversación, falsedad documental, prevaricación, contra la hacienda pública y tres delitos fiscales.