0

Baleares llega este año a Fitur 2013 con un estand ultra moderno, con tecnología «única en el mundo» en la promoción turística y un presupuesto de 263.114,53 euros, lo que supone un 26,9 % menos respecto a 2012.

El conseller de Turismo y Deportes, Carlos Delgado, ha presentado hoy en rueda de prensa en qué consistirá la participación de Islas Baleares en Fitur 2013, que comenzará este miércoles y concluirá el próximo viernes en Madrid.

Delgado ha destacado varias novedades que tendrá la promoción del archipiélago en la feria de turismo, que se enmarcan en el Plan de Turismo Integral (PTI) del Govern, y que tienen relación con un turismo responsable y respetuoso con el medio ambiente y la innovación tecnológica.

En este sentido, el conseller ha señalado que este año la participación de Baleares en Fitur presenta un «cambio importante» y significa «un punto de inflexión» en la promoción turística, que será el «cambio de tendencia y la filosofía de trabajo» que tendrá a partir de ahora el departamento autonómico.

La novedad más relevante del estand de las islas de 507 metros cuadrados será el desarrollo de la plataforma «Mi escaparate», «un sistema pionero» y «único en el mundo» desde el punto de vista tecnológico, ha destacado Delgado, y que consiste básicamente en seis pantallas digitales interactivas de 40 pulgadas en forma de mesas.

Así, la promoción de cada isla y de Palma será accesible a través de mesas con ordenadores táctiles incluidos, a través de las cuales el visitante podrá acceder a toda la información existente e incluso llevársela en una llave USB o enviarla a su correo electrónico.

«Es la muerte del papel y el inicio del cambio, con posibilidades infinitas, ya que el material que se pueden introducir es cinco veces superior al que se podía llevar físicamente. Incluye folletos y todo lo que ha hecho la Conselleria que no se podía llevar en papel», ha enfatizado Delgado.

De esta manera, se podrá tener acceso a través de las pantallas interactivas -una de ellas adaptadas a personas con discapacidad- a información de 1.400 hoteles, 1.217 recursos turísticos, entre los que destacan, 349 de sol y playa, 223 de cultura, 196 de deportes o 187 de naturaleza o 181 de gastronomía, el resto se lo repartan entre ocio, salud, urbano y mice.

También se podrán visionar unos 15 vídeos promocionales y unas 4.500 fotografías, en las que se puede llegar «a un nivel de detalle espectacular e increíble», según Delgado.

Además, el visitante podrá interactuar, como si estuviera en un juego virtual, y visitar el lugar de interés con su propio cuerpo a través del «túnel de experiencias», con el podrá girar hasta 360 grados para ubicarse en el punto elegido.

Esta aplicación ha sido fruto del trabajo entre la Dirección General de Innovación y Desarrollo Tecnológica, la Agencia de Turismo de Baleares (ATB), que ha encomendado la gestión a la Fundación BIT y el soporte del Centro de Innovación de Tecnologías Aplicadas al Turismo de Microsoft.

Un encuentro entre las autoridades de Turismo de las islas con con la presidenta de Microsoft Ibérica, María Garaña, para la posible exportación de esta aplicación tecnológica será «la pieza clave» de las reuniones que se mantendrán en Fitur, además de las que se llevarán a cabo con todas las oficinas de Turespaña, ha informado el director general de Turismo, Jaime Martínez.

Este año en Fitur, Baleares pretende «seducir al cliente», así como compartir y vivir sus experiencias a través de la interacción tecnológica».

Para facilitar el acceso a este nuevo sistema, entre 17 y 19 personas atenderán de forma personalizada a los turistas que así lo soliciten, dos por cada una de las mesas-pantallas, ha explicado el director de la Agencia de Turismo Balear (ATB), José Marcial Rodríguez.

Transmisión en «streaming», actualización y seguimiento a través de las redes sociales, completarán la experiencia «espectacular y novedosa», en opinión del conseller, que se podrá vivir de Baleares en Fitur.

A pesar del desarrollo tecnológico de esta edición, Delgado ha resaltado que la inversión ha sido inferior a la de otros años; así en 2013, el coste del stand será de 288.161,53 euros, lo que supone un 26,7 % menos que en 2012 y un 81,31 % respecto a 2011.

Además, destaca la participación privada, que alcanza el 9 %, frente al 4,56 % de 2012 y el 1,26 % del año precedente.