Inaki Urdangarin, en Palma antes de declarar ante el juez el pasado mes de febrero. | Reuters

57

El portavoz municipal del PSM-IV-ExM, Antoni Verger, ha pedido este martes que, en el próximo pleno del 31 de enero, el Ayuntamiento de Palma acuerde instar a la Casa Real a la «inmediata retirada» del título honorífico de «Duque de Palma de Mallorca» a Iñaki Urdangarin y ha reiterado además su propuesta de eliminar el nombre «Duques de Palma» a la Rambla de la ciudad, ya que «la ciudadanía no se merece que el nombre de su ciudad se mezcle con asuntos tan turbios».
Verger ha explicado en una rueda de prensa que, tras más de un año de investigación, de informes policiales y de la Agencia Tributaria y del levantamiento del secreto de sumario de la instrucción del caso Nóos, es «absolutamente insostenible» que el Ayuntamiento de Palma no actúe «para restaurar la dignidad ciudadana».

En opinión de la coalición econacionalista, que en diciembre de 2011 ya presentó una moción, que el PP y el PSIB rechazaron, para que la «Rambla de los duques de Palma de Mallorca» volviera a denominarse «La Rambla», es «inaplazable» retirar los honores a Urdangarin, «que está involucrado en unos hechos con indicios claros y constatados judicialmente de apropiación indebida de fondos públicos».

En concreto, Verger ha citado el escrito del juez instructor del caso Nóos del día 12 de mayo de 2012, en el que se establecieron «toda una serie de hechos y pruebas muy contundentes que señalan que el yerno del rey podría estar involucrado en presuntos delitos de falsedad documental, prevaricación, fraude a la administración y malversación de caudales públicos.

Noticias relacionadas

El portavoz ha recordado que estos presuntos delitos se habrían desarrollado en el marco de unos convenios de colaboración entre el Instituto Nóos y el Govern balear, entre los años 2005 y 2006, por valor de 2,3 millones de euros.

Por ello, el PSM-IV-ExM pedirá también al Consistorio que el duque de Palma, «o en su defecto la Casa Real», asuma el «compromiso claro y contundente» de retornar el dinero público presuntamente defraudado si finalmente se demuestra la falta de justificación de los gastos en relación a los convenios investigados.

«Se debe tener en cuenta el aprovechamiento de la condición de miembro de la familia real por parte de Urdangarin para establecer contrataciones con diferentes instituciones y organismos públicos», ha manifestado Verger, que ha asegurado que mantener el nombre de «Rambla de los Duques de Palma de Mallorca» es un hecho que «avergüenza e indigna a la mayoría de ciudadanos de Palma».