22

El PSIB-PSOE considera «cínico» el discurso de final de año del president del Govern, José Ramón Bauzá, que invita a la unidad y a los esfuerzos conjuntos mientras gobierna «contra todos y contra todo». En este sentido, el diptuado socialista ha señalado que «la voluntad de unidad se demuestra con la acción política de cada día, no con un discurso a final de año».

En un comunicado, los socialistas señalan que «Bauzá, que hace poco más de una semana acabó con el principal órgano de participación y diálogo social en Baleares, el Consejo Económico y Social, ahora habla de consenso y de luchar todos unidos por salir de la crisis».

Asimismo, el PSIB ha apuntado que «también ha desmantelado el Consejo de la Juventud y ha roto todos los puentes de diálogo con los diferentes colectivos» y ha censado que el Ejecutivo del PP ha conseguido, en sólo un año y medio, «ponerse en contra los estudiantes, los docentes, el personal sanitario, el pequeño comercio, los sindicatos, las patronales, etc».

«Las palabras de Bauzá sólo tienen sentido si rectifica todo el que ha hecho hasta ahora y da marcha atrás en sus decisiones y su práctica de ahogar los que no piensan como él», ha añadido el secretario de política autonómica del PSIB. «El diálogo político y social debería ser su vertadera política, no unas palabras de consuelo a final de año», ha remarcado al respecto.

Noticias relacionadas

Con todo, Bonet ha considerado «que, aparte de este cinismo, el presidente Bauzá presentó un balance de año vacío de contenido, sin ninguna propuesta ni idea más que seguir aplicando la austeridad absoluta a la ciudadanía, con una promesa de que todo esto tendrá resultados».

En este punto, ha criticado que Bauzá mencionara a los que peor lo pasan, pero no les ofreciera ninguna idea ni ninguna propuesta, cuando debería haber sido su prioridad en este año, «que acaba con las peores cifras de paro y una situación de emergencia social absoluta».

«Bauzá sólo ofreció a la ciudadanía una especie de promesa que requiere la fe, la entrega y el sacrificio de toda la ciudadanía para seguir adelante con una política que no está dando los frutos. Ahora queda claro que, un año y medio después, el presidente Bauzá no sabía lo que debía hacer y que su receta es un fracaso», ha apostillado.