Joaquín García, director de la Oficina de Control Presupuestario | T. Ayuga

46

«Vamos a trabajar en la equiparación de salarios y categorías de las empresas públicas del Govern con los de la Administración», asegura el responsable de la Oficina de Control Presupuestario, Joaquín García, el cual señala que «vamos a iniciar la negociación de manera inmediata. Este es el objetivo para el 2013».

García, que ha dirigido la reducción de todo el sector público instrumental de la Comunitat Autònoma, que ha supuesto un coste de 810 millones en 2011 a una previsión de 499 millones en los presupuestos del próximo año, señala que «lo más importante será acabar con el actual desorden interno que hay en las empresas públicas, las posibles diferencias salariales importantes considero que son casos puntuales».

A título orientativo, el coste laboral de las empresas públicas para el 2013 es de 88,5 millones, un 15 % inferior al de este año. «Esto no se puede interpretar como el índice de reducción de los salarios, la partida es inferior porque también se ha reducido el personal del sector», explica García. Durante este 2012 se han despedido el 96 % de los alrededor de 800 trabajadores previstos.

Sigue el proceso

Los planes de reducción del sector público instrumental continúan por parte de la Oficina de Control Presupuestario.

Así, para los planes más inmediatos –supresión de la Fundació Joaquim Torrens, CAIB Patrimoni y las fusiones de Ibanat con Espai de Natural y el Conservatori de Música con la Escola d’Art Dramàtic– supondrán una reducción de costes de alrededor de 5 millones de euros. «Al final sólo queremos que queden las empresas públicas necesarias y que presten un servicio a los ciudadanos», asegura Joaquín García.