Impuestos verdes

Los nuevos impuestos provocan el rechazo absoluto de todas las patronales

CAEB, Cámara de Comercio y asociaciones empresariales critican la falta de consenso del Govern

| Palma |

Valorar:

CAEB, Cámara de Comercio de Mallorca, así como las asociaciones hoteleras, de grandes superficies, de coches de alquiler y transporte rechazan de plano la reforma fiscal verde del Ejecutivo autonómico en los Presupuestos Generales de la CAIB para 2013, de ahí que en los contactos mantenidos con el vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, le han mostrado su absoluta oposición por no entender esta presión fiscal para cuadrar el déficit autonómico.

«No se trata de una reforma fiscal verde, sino de una clara estrategia de poner y aumentar impuestos con el único afán recaudatorio y así cumplir con los objetivos de déficit. No entendemos esta estrategia, especialmente cuando se perjudica a los sectores productivos y al propio tejido empresarial balear», señalan desde la patronal CAEB y la Cámara de Comercio.

Recursos y amenazas

A la vista de que el Govern no acepta los argumentos esgrimidos por las asociaciones empresariales, ya han surgido discrepancias manifiestas contra el Ejecutivo que preside José Ramón Bauzá.

Las empresas de rent a car fueron las primeras en anunciar medidas drásticas contra el impuesto que les quieren imponer, con el que Govern tiene previsto recaudar 15 millones de euros (ver gráfico adjunto), anunciando que trasladarán su sede social y fiscal a la Península, citando Navarra y Euskadi. La respuesta del vicepresidente económico tampoco ha ayudado mucho para aplacar los ánimos, al indicar que «tendrán que seguir pagando el impuesto medioambiental, estén o no radicados fiscalmente en las Islas».

El otro órdago lanzado al Govern por otra asociación empresarial ha sido el de las grandes superficies, englobadas en ANGED, que comunicaron oficialmente a Josep Ignasi Aguiló, en el encuentro mantenido en Vicepresidencia Económica el lunes, que presentarán recursos contra el impuesto que tienen que pagar por daños medioambientales. El Govern espera recaudar 8,5 millones de euros. A esto hay que sumar 35 millones de euros más por el impuesto sobre envases de bebidas.

El anuncio de Eroski, además, es el claro ejemplo de cómo están los ánimos en estos momentos, puesto que esta cadena de supermercados anuncia que debido al impuesto, ya que no lo repercutirán en los clientes, se verán obligados a despedir a 540 trabajadores. Las grandes superficies, en estos momentos, dan trabajo en las Islas a unas 25.000 personas.

La CAEB, Cámara de Comercio y sectoriales coinciden en señalar que «no vemos un verdadero plan de contención del gasto, sino que el Govern quiere cuadrar cuentas sin pensar en nada más».

Hoja de ruta del Govern

El vicepresidente seguirá con su hoja de ruta para explicar los Presupuestos de la CAIB. Hoy se reunirá con patronales y sindicatos para constituir la Mesa Social Tripartita, el órgano central de participación institucional en materia económica laboral.

Las patronales hoteleras, asimismo, critican abiertamente el afán recaudador, recalcando que las modificaciones de los tributos actuales y los medioambientales, entre ellos el incremento del canon del agua, «tendrán claras repercusiones en la cuenta de resultados de las empresas, lo cual afectará a nuestra competitividad».

Más información en página 18

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

pepemix
Hace más de 8 años

Y no sería mejor recortar sus gastos? Verían como en muy poco tiempo ya no quedaba déficit.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1