Bauzá visita las instalaciones de Globalia en Mallorca. | CAIB

72

El president José Ramón Bauzá afirmó ayer en la sede del grupo Globalia que el Govern «puede conseguir más legislando y dando confianza a los empresarios que aportando dinero».

Bauzá respondió de este modo a la pregunta de si el Ejecutivo económico tenía previsto ofrecer incentivos fiscales para captar más sedes de empresas de la Península. Al respecto, el president añadió: «Con la actual coyuntura económica no es fácil aportar incentivos fiscales a las empresas que se instalen en la comunidad. El Govern, sin embargo, ha demostrado a las empresas que queremos ser amigos y que no todo es el dinero. Hemos apostado por la dualidad entre la iniciativa privada y la pública».

Globalia
Tras visitar el hangar de mantenimiento de Globalia en el aeropuerto de Palma y las instalaciones de este grupo en Llucmajor, donde cuenta con un centro de formación de alto nivel en materia aeronáutica, Bauzá, junto a la directora general de Air Europa, María José Hidalgo, y el conseller de Turisme, Carlos Delgado, resaltó la importancia que Globalia tiene para la economía balear.

«Globalia cuenta con unas instalaciones privilegiadas y debe ser un orgullo para todos los baleares la apuesta personal que la empresa lleva a cabo por todos sus empleados. Es el grupo turístico más importante de Balears y a nivel nacional, por lo que agradezco a este grupo su presencia en las Islas y por seguir apostando por esta comunidad, así como por pagar sus impuestos en Balears», resaltó el president.

No pararon aquí las alabanzas de Bauzá sobre el grupo que preside Juan José Hidalgo, ya que destacó, por su importancia cualitativa, el hecho de que Globalia genera en estos momentos en Balears unos 20.000 empleos, entre directos e indirectos.

«Es muy importante la especialización y formación específica que lleva a cabo este empresa, que permite a los jóvenes que acuden aquí a formarse a que posteriormente tengan un trabajo seguro», explicó.