Previous Next
79

La consellera de Medi Ambient del Consell, Catalina Soler, quiere cortar en seco la rebelión de algunos alcaldes del PP en contra de la importación de basuras de otras ciudades de Europa. Dos alcaldes conservadores, el de Bunyola y la Alcúdia, ya han expresado su disconformidad con la propuesta del Consell.

La alcaldesa de Alcúdia, Coloma Terrassa, aseguró ayer que no está en contra de la importación de basuras, pero sí de que los residuos lleguen a la Isla por el puerto de su municipio. El alcalde de Bunyola, municipio en el que se encuentra la incineradora, sí se ha mostrado abiertamente en contra del proyecto de traer residuos a la Isla.

Reuniones

Para evitar nuevos desmarques, la consellera de Medi Ambient se reunirá con la alcaldesa y los representantes del municipio, para explicarles con detalle la propuesta del Consell. Soler también anunció que tiene previsto reunirse con el Ajuntament de Bunyola y con la Federación Hotelera para detallar las bondades del proyecto.

Soler realizó este anuncio en el pleno ordinario del Consell de Mallorca, en el que ayer se debatía una propuesta presentada por el PSM-IV-ExM en contra de la importación de residuos. Los representantes nacionalistas se colocaron máscaras antigás durante el debate en protesta por la propuesta del Consell.

La oposición

«Quieren hipotecar la salud de los mallorquines», aseguró Magdalena Palou en representación de los nacionalistas. Palou afirmó en su momento no se veló por la sostenibilidad económica de la incineradora y por esa razón ahora no se puede mantener.

La portavoz del PSOE en esta materia, Mercedes Garrido, aseguró que la consellera de Medi Ambient pasará a la historia «por llenar Mallorca de basuras». «¿Es ésta la desestacionalización que pretenden, turistas en verano y basuras en invierno?», se preguntó la representante de los socialistas.

Catalina Soler, por su parte, insistió en que lo que llega a Mallorca no es basura sino «combustible» y recordó a PSOE y PSM-IV-ExM que ambos partidos tomaron decisiones en las pasadas legislaturas que condujeron a la ampliación de la incineradora. Pidió a los representantes de la oposición que planteen alternativas a la importación de residuos si quieren mantener congelada la tasa y aseguró que quien está haciendo daño al turismo son los partidos de la oposición «con sus numeritos y sus declaraciones irresponsables».