El atasco en la rotonda de acceso al aparcamiento se ha producido a primera hora de la mañana. | M. À. Cañellas

44

Unas 300 personas se concentraron ayer por la mañana frente al Hospital Son Espases para reclamar la gratuidad de su aparcamiento tanto para trabajadores como para usuarios, en el tercer día en el que es de pago, según nformó ayer UGT, uno de los convocantes de la protesta. La protesta volvió a ocasionar largas colas de vehículos.

La secretaria de Salud de UGT, Aurora López, reclamó a la Conselleria de Salut que se siente con los sindicatos a negociar «una salida viable, que las hay» a este conflicto, ya que no aceptan que el aparcamiento sea de pago. «Para el ciudadano, Son Espases es su hospital público de referencia y está pagando por acudir a urgencias o a consulta», criticó López, que añadió que tampoco los trabajadores aceptan tener que pagar por estacionar para acudir a trabajar.

Según López, el abono de 53,78 euros al mes que se ha establecido para que los trabajadores tengan acceso al aparcamiento supone una rebaja salarial de unos 600 euros anuales para los profesionales sanitarios que se añade a los recortes que vienen sufriendo desde el comienzo de la crisis y que los sindicatos no están dispuestos a aceptar. «Los trabajadores están indignadísimos y pedimos que se sienten con nosotros para buscar alternativas como obtener ingresos adicionales con publicidad para pagar ese parking que dicen que cuesta un millón de euros anuales», dijo.

La movilización de ayer fue la primera de quince días de protestas convocadas por los sindicatos contra el cobro del aparcamiento que se hizo efectivo a partir del 1 de septiembre.