DiegoTorres (centro) junto a su mujer y su abogado en Palma. | J. Lladó

20

Diego Torres, exsocio menorquín de Iñaki Urdangarin, ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) por su situación procesal y la de su esposa, Ana María Tejeiro, en el 'caso Nóos', donde el juez José Castro y el fiscal anticorupción Pedro Horrach, están investigando el desvío millonario de fondos públicos.

El abogado de Torres y su esposa, Manuel González Peeters, afirma en el escrito ante el TC que con la imputación de ambos «se han vulnerado varios artículos constitucionales», que derivan «inexorablamente» en el archivo de la causa

Delitos

Torres está imputado por los delitos de malversación de caudales públicos, fraude a la Administración y falsedad documental.

Ha declarado en dos ocasiones en la causa, ante el juez Castro en Palma el pasado verano, y ante el fiscal Horrach en Barcelona el pasado mes de noviembre. En febrero de este año, sin embargo, se acogió a su derecho a guardar silencio. Poco después, canceló una petición voluntaria para declarar ante el magistrado en Palma.

Torres atribuyó a Urdangarin parte de las decisiones que se tomaban en el Instituto Nóos, pero rechazó de plano que se hubiera desviado dinero público, de Balears y Valencia, al Instituto Nóos.

Ha mantenido, asimismo, una dura batalla legal para lograr que el juez Castro desimpute a su mujer, Ana María Tejeiro, llegando a comparar su actividad en Nóos en un plano similar a de la esposa de Urdangarin, la infanta Cristina, pero sin éxito.

También ha aportado a la causa diversos correos electrónicos supuestamente comprometedores para Urdangarin en sus relaciones con la Casa del Rey, y se han hecho públicos posibles intentos para llegar a un pacto con el duque de Palma a cambio de su «silencio».