0

Los sindicatos han afirmado hoy que la caída mensual del paro en Balears del 6,35 % en junio deja en evidencia la «fuerte y creciente» estacionalidad económica del archipiélago, y que estos datos no suponen una mejora del empleo ni del mercado laboral.

Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el paro en las islas subió en junio un 8,09 % (5.753 personas) en relación al mismo mes del pasado año, aunque bajó respecto a mayo un 6,35 % (5.237).

El sindicato UGT se ha centrado en el dato anual y ha achacado las «malas cifras laborales» a las consecuencias de la reforma laboral, los despidos en el sector público, las políticas de ajuste de Bauzá y Rajoy, la falta de inversiones y la bajada del consumo, según ha explicado en un comunicado.

El secretario de Acción Sindical y Empleo de UGT, Manuel Pelarda, ha afirmado que sin la aplicación de políticas que estimulen el crecimiento económico el archipiélago «no podrá levantar el vuelo y salir de agujero en el que se está hundiendo».

Pelarda ha recordado que el hecho de que Baleares lidere la caída del paro en junio entre las comunidades autónomas se debe a su «fuerte y creciente» estacionalidad económica.

Ha subrayado además que nueve de cada diez contratos formalizados en junio tenían carácter temporal. «Mientras que el archipiélago tiene dos meses buenos en términos de empleo, durante el resto del año los datos nos son desfavorables si los comparamos con el resto de España», ha afirmado el secretario de Empleo de UGT.

Por su parte, CCOO ha lamentado que junio haya sido el mes «más pobre en número de afiliaciones desde que se inició la crisis» y es también el de más paro, en términos interanuales.

«Se mantiene la tónica iniciada el cuarto trimestre de 2011 cuando la situación volvió a empeorar coincidiendo con las medidas económicas de austeridad y la reducción del déficit público», ha señalado en un comunicado.

CCOO ha analizado que el descenso mensual del paro en junio se debió a un «mejor comportamiento del sector servicios», que junto o al aumento de afiliaciones respecto a mayo en un 5,32 %, «apuntan a un mantenimiento, incluso incremento, del dinamismo intraestacional del mercado laboral balear que no suponen, sin embargo, una mejora del empleo ni del mercado laboral».

Ha destacado que, en términos interanuales, «la economía balear continúa alimentando la bolsa de personas desempleadas» y son menos las personas que están afiliadas a la Seguridad Social.

Para el sindicato USO, con los datos del paro de junio conocidos hoy, «es necesario un plan de choque para parados de larga duración y jóvenes».

La Unión Sindical Obrera ha afirmado a través de un comunicado que «los datos del paro registrado en junio suponen un alivio estival al maltrecho mercado laboral» de Baleares, aunque la tasa interanual sea negativa.

«La evolución de la contratación pone de manifiesto la situación de temporalidad y por tanto su vinculación a la estacionalidad», ha apuntado el sindicato, que considera necesaria «una reactivación de la actividad económica», ya que «sólo ello consolidará el empleo».

Por esta razón, ha insistido en la necesidad de crear empleo estable que de garantías no sólo a los trabajadores sino al sistema.

USO ha hecho un llamamiento al Govern y a los partidos de la oposición, para que junto a los agentes sociales «pongan las bases para un plan de choque que rescate a los parados que han agotado sus prestaciones y a los jóvenes».