Antoni Real presidirá hoy una nueva asamblea. | Jaime Morey Rotger

26

El Govern se comprometió ayer a rebajar, dentro de este año, parte de la deuda de 83,9 millones de euros que adeuda a los farmacéuticos de las Islas, aunque no se comprometió a fijar un calendario de pagos debido a los problemas de tesorería.
Así lo indicó ayer el director general de Gestió Econòmica i Farmàcia de la Conselleria de Salut, Martí Sansaloni, en declaraciones a la Agencia Efe, afirmando que las farmacias cobrarán este año los 50 millones que el Govern les debe de 2011, ya que forman parte del plan de pago a proveedores.
Por los que hace referencia a los 33,9 millones restantes, el director general indicó que está en conversaciones con la Vicepresidència Econòmica para que se abonen «en cuanto se pueda dentro de este ejercicio».
Los farmacéuticos celebran hoy una asamblea para decidir si los usuarios de la sanidad pública deben abonar el 100% de las recetas y después pedir su reembolso al Govern.