15

Grupos de inversores rusos y alemanes llevan los últimos seis meses realizando ofertas de compraventa de hoteles, la mayor parte de ellos de cuatro estrellas y con capacidad superior a las 400 plazas, en las principales zonas turísticas de Mallorca, principalmente en Calviá, Alcúdia-Can Picafort, Cala Millor, Cala d’Or, Platja de Palma y Platjas de Muro.


«Los inversores rusos han intentado comprar tres hoteles dos de ellos en Palmanova-Magalluf y uno en Santa Ponça. La inversión global asciende a los 90 millones de euros. El objetivo es comprar hoteles de cuatro estrellas, con una capacidad media de entre 400 y 500 plazas», señalan desde la Asociación Hotelera de Palmanova-Magalluf.
Desde la Asociación Hotelera de Alcúdia-Can Picafort, indican que «en estos momentos, que sepamos, hay varios hoteles en venta por el que se han interesado inversores extranjeros. Todo depende de la situación financiera del establecimiento y de la oferta económica».


En la zona de Cala Millor también constatan el interés de capital ruso, «siempre hay interés por comprar hoteles, más aún cuando hay establecimientos que necesitan su venta para solventar, principalmente, una situación económica delicada».
Peticiones


Los representantes de los grupos inversores extranjeros, según la Federación Hotelera de Mallorca, peinan de forma periódica las zonas turísticas de la Isla para evaluar la oferta y las posibles opciones. «Es cierto que sabemos del interés existente, más a raíz de la crisis inmobiliaria, pero al final todo depende del tipo de hotel y de la oferta económica que se haga».


En el caso concreto de la Platja de Palma, desde la Asociación Hotelera puntualizan que «hay peticiones de inversores alemanes y de la Península, en concreto de Madrid, para comprar hoteles de entre 150 y 200 habitaciones, decantándose por los de cuatro estrellas, aunque también hay de res. Baste añadir que hay muchos hoteles que están en venta y que si llega una buena oferta económica para ser comprados, no hay duda alguna de que se harán estas operaciones».