Imagen del banquillo de los acusados, con Ramón Rullán en primer plano, seguido por Luisa Almiñana, Miquel Oliver, Miquel Nadal y Maria Antònia Munar. | Jaume Morey

11

El exdirector de la Radio y Televisión de Mallorca (RTVM) Antoni Moragues ha explicado hoy que designó director de la televisión a Miquel Oliver, quien había sido administrador de la productora Vídeo U, tras consultarlo con el entonces vicepresidente del Consell Miquel Nadal y con la idea de que la expresidenta, Maria Antònia Munar, «estaba al tanto».


Moragues ha prestado hoy declaración como testigo en el juicio del caso Maquillaje, en el que Munar, Nadal y otras seis personas se sientan en el banquillo acusadas de corrupción por desviar 240.000 euros del Consell de Mallorca a través de dos subvenciones a la productora de Oliver destinadas nominalmente a dos programas de radio.

Noticias relacionadas

«Contraté a Oliver porque había participado en toda la creación de la Televisión de Mallorca», en calidad de asesor con un sueldo de 45.000 euros anuales, ha explicado Moragues, que antes de 2005 había sido secretario técnico del Consell y había participado en las gestiones para la obtención de una licencia de canal de TDT pese a no ser directamente su competencia, ha admitido.

El exdirector general de RTVM ha indicado que la contratación de Oliver para dirigir la televisión fue una iniciativa suya avalada por Nadal y conocida por Munar, y ha asegurado que la productora sospechosa de haber sido usada para malversar fondos públicos era una de las que más contratos obtenía por parte del canal público cuando lo dirigía su exadministrador.

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Vídeo U era realmente propiedad de Nadal y Munar, aunque sus dueños mayoritarios eran Víctor García y Miguel Sard, a quien la acusación pública considera testaferros de los dos políticos de la extinta Unió Mallorquina.