Previous Next
71

El grupo 15-M celebró ayer una concentración en la Plaça d’Espanya para protestar por la intervención policial, que desalojó a los ‘indignados’ en la madrugada del sábado al domingo.
Alrededor de 200 personas pertenecientes a este movimiento hicieron extensiva su protesta por lo sucedidido en otras ciudades españolas.

Fue antes de la medianoche del pasado sábado, celebración del aniversario del 15-M, cuando los agentes comenzaron a avisar a unos 150 ‘indignados’ de la necesidad de abandonar la plaza. Finalmente, a la 1.30 de la madrugada, y después de retirar tiendas de campaña y sacos de dormir, la policía decidió actuar.
Control

No hubo carga policial y los agenes se limitaron a arrastrar a los ‘indignados’ y aislarlos en calles aledañas. No se realizaron detenciones, aunque se les avisó de que quienes se resistieran podrían acabar en la comisaría.

Una de las personas que se opusieron al desalojo de la concentración fue el presidente de la asociación Drets Humans de Mallorca, Bernat Vicens, quien argumentó que las personas tienen derecho a reunirse en la plaza de su ciudad. Vicens fue uno de los últimos en ser retirado, cogido de pies y brazos, por varios agentes. Pese a todo, el presidente de Drets Humans, que estaba acompañado de su esposa, Aina Calafat, también desalojada, comentó que los policías fueron educados y correctos.

Noticias relacionadas