0

El Sindicato de Enfermería SATSE considera el nuevo plan de ajuste del Govern un «ataque frontal» a la sanidad pública, los profesionales y usuarios. Además, han anunciado que en los dos últimos años, 300 enfermeras han perdido su puesto de trabajo.

Desde el sindicato, han mostrado su oposición al conjunto de nuevas medidas del Ejecutivo. Aunque no rechazan un concierto con la sanidad privada, sí muestran su desacuerdo en el caso de que ello suponga el inicio de una privatización de la sanidad. Así, están en contra del copago y del fin de la «universalización» de la asistencia sanitaria.

«Es muy fácil recortar en profesionales y servicios», afirma el secretario general del sindicato, Jorge Tera, quien estima que «no se están priorizando adecuadamente los recortes». «Antes de recortar los pilares del estado de bienestar hay otras cuestiones sobre la mesa», remarca el secretario.

Por ello, Tera ha mostrado su apoyo a medidas que supongan «planificación de eficiencia y correcta gestión de los recursos» enfocados a la reducción del gasto, como «la ejecución de un plan de compras regulado, un plan de ahorro en gasto farmacéutico o la regulación del turismo sanitario». Una serie de medidas que «deberían estar en práctica y no anunciarse ahora como si estuviéramos descubriendo novedades».

Pérdida de empleo por el cierre de hospitales

Ante el «impacto» que ha causado el anuncio del Ejecutivo en referencia al cierre del Hospital General y Joan March, Tera, ha mostrado su preocupación por la «pérdida» de 250 puestos de trabajo, de los cuales alrededor de 60 corresponden a enfermería en el centro de Joan March.

Tera ha afirmado que la supresión de empleo «suma y sigue», pues en este último caso, los interinos y contratados temporales perderán sus puestos en el momento de cierre del hospital, mientras que el personal fijo será reubicado en otra gerencia y supondrá el desplazamiento de otros contratados. «Se están perdiendo empleos de calidad y de calidad», ha expresado.

En cuanto al cierre del Hospital General, Tera ha valorado que, por el momento, el Govern ha afirmado que no habrá disminución de plantilla ni cese de actividad, pero sí ha criticado que haya que invertir en rehabilitar una zona de Son Dureta en lugar de potenciar las instalaciones ya habilitadas.

El cierre de ambos hospitales supone una reubicación de los pacientes en otros centros, aunque Tera desconoce si se podrán garantizar el mismo número de camas en otros hospitales. «No podemos consentir que estos pacientes vayan a ocupar camas en hospitales de agudos que necesitamos en picos asistenciales», ha explicado.

Menos contratación y menos asistencia

El sindicato no duda en afirmar que habrá más paro en los próximos meses. Las nuevas medidas suspenden nombramientos de interinidad salvo en situaciones imprescindibles y de urgencia. Además, se están perdiendo «bastantes» puestos de trabajo por el cese de sustituciones.

En Atención primaria, el nuevo horario a las 17.30 supone el «corte de asistencia» de 3 horas y media diarias. A partir de esa hora, solo habrá asistencia urgente en los PAC's porque los Centros de Atención Primaria permanecerán cerrados. Una medida «de impacto» en la asistencia que se ofrece a los ciudadanos.

En cuanto a los profesionales, Tera ha anunciado las «pérdidas» de poder adquisitivo «importantísimas», que se sitúan entorno al 15 por ciento. A su reducción de sueldo, se ha añadido la reducción del 32 por ciento que se percibe anualmente en concepto de carrera profesional, así como todos los incentivos o la productividad variable.

Por otra parte, el sindicato anuncia que el Govern se «carga de un plumazo» un régimen estatutario, es decir, lleva a cabo la reconversión «forzosa» de funcionarios por oposición en personal estatutario.

Además, Tera ha acusado al Ejecutivo de hacer «demagogia», por negar a enfermeras realizar prescripciones de medicamentos no sujetos a prescripción médica.

Campaña 'Stop recortes. Salvemos la Sanidad'

Bajo el lema 'Stop recortes. Salvemos la sanidad', los profesionales de enfermería del conjunto del Estado ponen en marcha una campaña para «evitar» que se produzcan más recortes en sanidad.

Durante el mes de mayo, denominado 'mayo verde', recuperan la campaña puesta en marcha el pasado año 'Soy Enfermera', con el objetivo de «potenciar» la visibilidad de los profesionales.

Asimismo, realizarán más de 1.200 actuaciones en el conjunto del país para finalizar, el día 26 de mayo, con una manifestación multitudinaria ante el Ministerio de Sanidad.