15

El grupo BMN (Banco Mare Nostrum), formado por CajaGranada, Cajamurcia, Caixa Penedés y Sa Nostra, ha planteado a las centrales sindicales su propuesta para la segunda reestructuración laboral necesaria para cumplir los requisitos apuntados por el Gobierno, que contemplan la extinción de 530 contratos (nuevo recorte que se suma a los 120 del ERE en vigor hasta las 650 extinciones), el cierre de 120 oficinas, una reducción salarial del 5% durante dos años, y la suspensión rotatoria durante dos años de 800 contratos durante tres meses cada uno, entre otras medidas. Los sindicatos han rechazado esta propuesta y anuncian movilizaciones.


En el caso de Sa Nostra, fuentes de la entidad indicaban ayer que «el número de oficinas que se cerrarán en Balears será, en principio, tres (dos en Eivissa y una en Palma). Es una medida más de reestructuración».


Son Fuster


Las mismas fuentes añadieron que los trabajadores en los servicios centrales de Sa Nostra en Son Fuster «serán los más afectados en esta nueva reestructuración por la eliminación progresiva de servicios».
Este nuevo recorte de personal se suma al iniciado hace un año en Sa Nostra en lo servicios centrales, que tenía como objetivo optimizar los recursos humanos y entrar en una política de trasvase de personal a otras zonas o, en su caso, apuntarse a las prejubilaciones pactadas.