Intervención quirúrgica de corazón en el Hospital Universitari Son Espases. | Redacción Local

6

El Hospital Universitari Son Espases ha cerrado dos camas de la unidad de críticos coronarios por la bajada de actividad, según la dirección del hospital y para contratar a menos enfermeras, según denunció ayer el Sindicato de Enfermería Satse Balears.

Según el Satse «la dirección del hospital, asfixiada por las directrices de recorte presupuestario impuestas desde el Govern, se ha visto obligada a cerrar estas camas».

Quejas

Así lo indicó ayer el sindicato a través de un comunicado en el que afirmaban que «la gravedad de la situación radica en que estamos hablando de una de las unidades más específicas del hospital que presta asistencia a pacientes con patología cardíaca coronaria como infartos o arritmias cardíacas», apostillaron.

El Satse advirtió ayer del riesgo «de esta medida irresponsable» y añade que si la unidad no cuenta con camas disponibles «ni con el número de profesionales adecuado se puede producir una circunstancia comprometida», apostillan.

El director general de Son Espases, Juan Sanz, afirmó ayer que es cierto que se han cerrado dos camas de esta unidad y seis de Pediatría para «optimizar» recursos pero siempre «contando con el apoyo de los profesionales» y, en concreto, «de los jefes de servicio».

Mantener una cama abierta en Son Espases cuesta 1.600 euros por día, según explicó Sanz.

La unidad de críticos coronarios disponía de 32 camas, desde su traslado de Son Dureta a Son Espases y ahora contará con 30. «Si en algún momento puntual hace falta habilitar más camas, se habilitarán», afirmó Sanz y añadió que en Son Dureta tenía 30 camas.