Imagen de archivo de un pleno de la Administración insular. | Pere Bota

4

El Consell de Mallorca ha enviado un contundente informe jurídico al Govern en el que cuestiones la viabilidad jurídica de abundantes aspectos de la Ley Turística que quiere aprobar el Ejecutivo en un próximo Consell de Govern. El informe ha sido elaborado por los técnicos de la institución insular, según explicó en el pleno de ayer el conseller d'Urbanisme i Territori, Mauricio Rovira.

El informe alerta de que la ley que prepara Carlos Delgado «neutralizaría» todas las disposiciones urbanísticas y turísticas «articuladas en los últimos 25 años» sobre todo porque hay propuestas que implican «crecimiento residencial en zonas turísticas y, además, sin las obligatorias y necesarias dotaciones de servicios y de los espacios libres públicos».

Derogación del POOT

El informe es especialmente contundente en lo que respecta a la derogación del Plan de Ordenación de la Oferta Turística (POOT). Recuerda que de las 160.903 plazas hoteleras a las que afecta esta regulación, ya se han adaptado un total de 110.231 y alerta de que esta derogación «supondría, en la práctica, un intervalo temporal de desregulación» en la zonas que no se han adaptado.

«Se podría dar la paradoja de que aquellos que durante más de quince años no han cumplido con su deber de adaptación al POOT ahora se vean beneficiados por la circunstancia de fijar unas nuevas densidades en sus sectores urbanizables de forma libre».

El documento entregado al Govern también destaca que el texto invade tanto competencias de la institución insular como de los ayuntamientos. Se muestra contrario, además, a la posibilidad de que no se exija ningún tipo de declaración de interés general para la instalación de agroturismos en suelo rústico.