Pastor y Bauzá, en un pleno la pasada legislatura. Desde entonces, apenas se les ve juntos. | T. Ayuga

59

El vicepresidente del PP, Antoni Pastor, que en los últimos días se ha mostrado muy crítico con algunas decisiones del presidente de la formación, José Ramón Bauzá, aseguró ayer que muchos en la formación conservadora piensan como él «pero no lo dicen».

A preguntas de los periodistas tras la firma de un convenio con la presidenta del Consell de Mallorca, Pastor señaló que no está de acuerdo con algunas decisiones que está tomando el Ejecutivo balear, como es el hecho de que el conocimiento del catalán no sea un requisito para acceder a la Administración, sino un mérito, o con algunos aspectos del proyecto de ley turística de Carlos Delgado.

Lengua

Noticias relacionadas

«La lengua tiene que ser un tema de cohesión y no de enfrentamiento», opinó Pastor, quien recalcó que este es un tema «de principios». Señaló que su voluntad es seguir aportando ideas e iniciativas en el partido, «aunque sean diferentes a las de los demás y aunque me quede solo» y precisó que «mientras pueda seguir adelante» le gustaría «seguir aportando ideas y proyectos».

«No estoy de acuerdo con todo lo que hace el PP y supongo que el PP no está de acuerdo con todo lo que hago», contestó cuando se le recordó que el programa del partido incluía que el catalán sería un mérito y no un requisito.

En cualquier caso, lo que resulta evidente es que el distanciamiento entre el presidente de la formación conservadora y uno de sus vicepresidentes irá en aumento de aquí a la celebración del congreso de los populares.