0

El alcalde de Palma, Mateu Isern, ha admitido que sería «muy difícil» sustituir al presidente del Govern, José Ramón Bauzá, si fuera nombrado ministro, teniendo en cuenta que tiene una tarea «ingente, importante e incipiente» en la Comunidad Autónoma.

Isern ha hecho estas declaraciones durante la tradicional Copa de Navidad, minutos antes de que el propio Bauzá confirmara en el Parlament que él no va a ser nombrado ministro en el nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy, ya que, según ha manifestado, no va a dejar de ejercer «en ningún momento» su cargo como máximo responsable institucional de Baleares, tal como lo asumió «desde el primer momento».

Tras ser preguntado sobre si veía a Bauzá como ministro, Isern ha recordado que él es «nuevo» como alcalde de Palma y no tiene «ni idea», aunque cree que Bauzá es «un enorme político que está haciendo muy bien las cosas». «En cualquier caso -ha destacado- habría que preguntarle a Rajoy», ha concluido.