El Ajuntament se hizo cargo ayer del edificio de 'Corea' que será demolido de inmediato.

18

El equipo de gobierno de Cort quiere «construir un barrio nuevo» en la superficie que desde hace muchos años ocupan los bloques de viviendas sociales del Camp Redó conocidas como 'Corea'.

Así lo aseguró ayer, Jesús Valls, el regidor del área de Urbanismo, que no ofreció más pistas sobre cómo concibe su grupo político el proyecto de remodelación de esa zona de Palma, aunque sí afirmó que «un proyecto de tanta envergadura y sensibilidad puede llegar a durar incluso una legislatura completa».

El teniente de alcalde de Urbanismo, Jesús Valls, anunció ayer en el Camp Redó que el Ajuntament demolerá «inmediatamente» el bloque XIII de las viviendas sociales de esta barriada, una vez que ha finalizado el proceso expropiatorio del inmueble.

De hecho, Valls ejecutó ayer la última de las actas de ocupación necesarias para proceder al inicio del derribo, que en principio podría comenzar a mediados de este mes y concluir en cuatro semanas.

Barrera física

El coste de este derribo, presupuestado en las cuentas municipales conforme al proyecto que impulsó la anterior corporación, es de 103.880 euros, 34.810 en concepto de demolición y 69.070 correspondientes a la gestión de residuos.

El gasto, pormenorizó el regidor Valls, podrá ser subvencionada por fondos europeos FEDER en el marco de la iniciativa comunitaria URBAN y del Programa de Iniciativa Urbana 'Camp Redó 2007-2013'.

Según Valls, «la demolición permitirá eliminar la barrera física y visual que aísla el Pasaje de Can Fosser y Pasaje Castillo de Olite, y de esta manera seguro que aumentará la seguridad de la zona y se erradicará el foco de degradación en que se había convertido el bloque».

Las obras se iniciarán el 12 de diciembre y tendrán una duración prevista de 30 días hábiles.

El proceso de demolición consistirá en retirar las instalaciones, desamiantado, retirada de muebles, demolición manual de carpinterías, demolición mecánica (mediante retroexcavadora con pinzas hidráulicas), retirada de escombros, y, finalmente acondicionamiento del solar con árido reciclado.