El obispo, ante el Consell, en la procesión del Corpus Christi. | T. Ayuga

27

El PSIB, el PSM y CxI lamentaron ayer la «injerencia» de la Iglesia en «asuntos terrenales». A los nacionalistas les resultó especialmente significativo que la Conferencia Episcopal ponga reparos, incluso, a opciones 'separatistas' o 'nacionalistas'.

Biel Barceló, secretario general del PSM, dijo que «curiosamente, en el Reino Unido, son los católicos los separatistas». También recordó el papel de la Iglesia en las reivindicaciones nacionalistas.

Para Josep Melià, de Convergència, «lo que tiene que hacer la Iglesia es dedicarse a temas espirituales y no políticos».

Desde el PSIB, Tolo Aguilar, responsable de la secretaría de Movimientos Sociales, señaló que «las iglesias no son los lugares más indicados para hacer política».

Aguilar denunció el interés de «un sector de la Iglesia» en «influir en influir en las decisiones políticas» y que eso es propio de «tiempos pasadados».

La comisión permanente de la Conferencia Episcopal ha eleborado una nota para ser leída en las iglesias el próximo domingo.

Párrocos

Por otra parte, continua la disparidad de opiniones entre los párrocos de la Part Forana. Mientras que algunos sacerdotes no darán lectura durante las misas de este fin de semana a la carta de la Conferencia Episcopal que les ha remitido el Obispado de Mallorca porque creen que «se debe respetar la libertad de voto», otros opinan que el escrito es «muy acertado». En este sentido, uno de los rectores sentenció que «estoy totalmente de acuerdo porque sirve para dar luz al cristiano y a discernir el voto según los valores cristianos». Según este párroco «no todas las ideologías o imposiciones son válidas para los cristianos».