Marga, con sus padres de acogida, Silvia y Manolo | L. MORRAL

41

La pequeña Marga ya no está en el centro de acogida, que depende del Institut Mallorquí d´Afers Socials (IMAS), en el que fue ingresada el pasado mes de julio por orden de la juez del Juzgado de Primera Instancia número 16 de Palma.

La menor, de cuatro años de edad, que ha permanecido durante años junto a sus padres de acogida, Manolo y Silvia, está con su padre biológico John, fuera de la isla probablemente en el Reino Unido.

Fuentes del Institut Mallorquí d´Afers Socials (IMAS) no han querido ni confirmar ni desmentir la noticia por respeto al auto dictado por la juez en el que se pedía silencio a todas las partes implicadas en el conflicto para tratar de proteger a la menor.
Tampoco han querido hacer declaraciones en la familia de acogida de la pequeña Marga.

El conflicto se inició cuando los padres de acogida decidieron no entregar, el día 30 de junio, a la menor tal y como desde el IMAS se les había solicitado previamente.

Denuncia

El día 1 de julio el IMAS denunció a Manolo y Silvia, que está embarazada de cuatro meses, por no haber entregado a la menor.
El 7 de julio, a petición del abogado de los padres de acogida, se celebró una vista en el Juzgado de Instrucción número 16 de Palma. Tras la vista la juez dictó un duro auto contra los padres canguro que tuvieron que hacer de tripas corazón y entregar a la menor al centro de acogida del que ahora ha salido.