El movimiento de ciclistas Massa Crítica defiende el actual carril bici de las Avenidas. | Joan Torres

43

El movimiento de ciclistas Massa Crítica ha reclamado hoy al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma que recapacite y deje el carril de Avenidas, ya que es más seguro para ciclistas y autobuses y supone una especie de «vía de cintura para bicicletas» indispensable para conectar con otros carriles.

Uno de los portavoces de Massa Crítica, Carles Valentí, ha explicado en declaraciones a Efe que aún tienen «esperanza» de que el alcalde, Mateu Isern, cambie de postura sobre el carril, cuyo trazado se modificará en las próximas semanas por uno alternativo que transcurre por calles secundarias del interior de Avenidas.

Valentí ha explicado que el principal argumento que ha dado hasta ahora el alcalde para suprimirlo es que es una promesa electoral, cosa que es «fácil de rebatir».

«Si hacemos pedagogía con los ciudadanos puede haber una presión popular fuerte para que se lo repiensen», ha considerado el portavoz de Massa Crítica, organización que ha preparado una serie de acciones de protesta que comenzarán mañana con una llamada a usar el carril de 11.00 a 12.00 horas.

Noticias relacionadas

Valentí ha especificado los argumentos que apoyan la necesidad de dejar el carril de Avenidas y ha apelado en primer lugar al económico, ya que cambiarlo costará 196.000 euros cuando hay «otras prioridades» antes que quitar una infraestructura «bien hecha y que funciona bastante bien».

También ha hablado de la seguridad y ha puesto en cuestión el que se lo critique por peligroso, ya que ha argumentado que no hay constancia de ningún accidente grave que haya ocurrido allí.

«Si tuviésemos que eliminar las carreteras cuando hubiera algún muerto, no quedarían», ha explicado, por lo que ha considerado que esta crítica «cae por su peso».

Además, el portavoz ha apuntado que es «como una vía de cintura de bicicletas», porque conecta con otros carriles y con los ejes cívicos.

También ha argumentado que es más seguro, no solo para los ciclistas, sino también para los autobuses, los cuales con el anterior carril bus tenían que apartarse continuamente por la presencia de árboles.

Otras de sus razones para conservarlo son la bajada de emisiones en una ciudad que durante 2010 superó las tasas permitidas de óxido de nitrógeno y la desestacionalización que supone el turismo relacionado con el ciclismo.

Respecto al carril alternativo, Valentí ha considerado que las bicicalles (calles que comparten coches y bicicletas) son una «tomadura de pelo».

«Es lo que hemos cogido toda la vida los ciclistas», ha afirmado, a lo que ha añadido que niños y mayores se sienten más seguros por el de las Avenidas que por un carril que tengan que compartir con otros vehículos.

Ha criticado asimismo que hay ciertos tramos, como el del mercado del Olivar, que están saturados de gente, con lo que los ciclistas no circularán tranquilos.

Por todo ello, ha pedido al Ayuntamiento que de marcha atrás a la supresión del carril, aún dejando el nuevo trazado.

Esto lo puede hacer, ha dicho, ahora o en un futuro, ya que ha explicado que volver a poner el carril de Avenidas no conlleva un gasto importante porque todos los elementos ya están (semáforos y señalizaciones).

En cuanto a las acciones que han previsto para protestar por la supresión del carril, ha explicado que mañana, de once a doce de la mañana, se instará a la gente a que circule por él con un cartel que ponga «Sí al carril de Avenidas» que se facilitará en diversos puntos de información.

En ellos se informará además de los argumentos para dejar esta vía, que continuarán varios días.

Además, el primer sábado de agosto habrá una ruta en bicicleta monotemática sobre el carril que partirá a las 11.00 horas de la plaza de España