0

Oceana presentó ayer en Palma su propuesta para que el Gobierno central proteja las montañas submarinas del Canal de Mallorca, que tienen una extensión de 2.820 kilómetros cuadrados y son una de las zonas de mayor valor ecológico del mar español por su alta biodiversidad.

En la investigación realizada por esta entidad, que impulsa la conservación del medio ambiente, se han documentado 29 especies protegidas, vulnerables o amenazadas, como delfines, calderones, tortugas bobas y caracolas tritón.

Las imágenes que fundamentan esta propuesta se recogieron con robot submarino (ROV) durante la expedición en 2010 del catamarán de investigación Oceana Ranger, que se llevó a cabo con el apoyo económico de la Fundación Biodiversidad, adscrita al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

El estudio fue presentado ayer en Palma por el director ejecutivo de Oceana Europa, Xavier Pastor, y la directora de la Fundación Biodiversidad, Ana Leiva, que destacaron que la declaración de Area Marina Protegida (AMP) puede suponer incluso un importante beneficio para la pesca en aguas próximas por la proliferación de vida en el territorio preservado.

Tanto la Administración autonómica como la del Estado ya han mostrado recientemente su apoyo a esta iniciativa, en la que Oceana lleva años recogiendo y aportando información.