0

«Es casi imposible que los pepinos cultivados en Mallorca contengan la bacteria E. coli», sostiene Sergi Boleda, técnico agrícola de Agroilla. La Esceherichia coli , popularmente conocida como E. coli, es la bacteria que ha provocado la muerte de una quincena de personas en Alemania.

«El E. coli es una bacteria que se halla en el estiércol y, con el método de cultivo que se utiliza en Mallorca, muy difícilmente puede 'contaminar' la verdura», manifiesta Boleda. «Podría hallarse en el agua de riego de los pepinos, pero utilizamos el goteo. Además, analizamos el agua periódicamente», añade Boleda.

Son Mieres es una finca de la marjal murera , situada a un centenar de metros de s'Albufera, donde cada año se producen una docena de toneladas de pepinos. El propietario de la explotación, Joan Gelabert, explica que se suelen hacer tres cosechas, una en invernadero, otra en malla y la tercera al aire libre. La 'mejor' (tanto en calidad como en producción) es la de verano, la de la temporada del pepino. Gelabert también descarta que las verduras puedan estar contaminadas por E. coli. «Es imposible», mantiene. «Los técnicos de Agroilla realizan inspecciones periódicas y analizan con regularidad el agua de riego», relata Gelabert.

Noticias relacionadas

De tres tipos

Boleda explica que en Mallorca solo se cultiva el pepino de tipo francés, cuando el que ha provocado la infección en Alemania es el de tipo holandés. También existe el pepino de tipo español, pero apenas existe producción local. «Exceptuando los meses de invierno, aquí se cultiva todo el año», manifiesta Boleda.

Y es precisamente cuando hace frío cuando la Isla importa algunas toneladas de pepino para cubrir la demanda, ya que lo producido local -en la marjal de Muro y sa Pobla, pero también en s'Horta, en Manacor y en otros puntos- es suficiente para abastecer la isla. Hay que decir que tampoco se exporta nada.

Respeto a la crisis, Boleda recuerda que España el único país de Europa capaz de abastecer durante todo el año a los países del Norte. «La crisis surgida en Alemania con el pepino español beneficia a países como Holanda o Francia, que solo producen durante el verano. Con el pepino de Almería desprestigiado, estos países podrán vender más en Alemania», dice Boleda.