caso Voltor-Inestur

La juez cita a 20 exempleados del Cilma de los que se sospecha que trabajaron para UM

| Palma |

Valorar:

La jueza instructora del caso Voltor de supuesta corrupción, Carmen Abrines, ha citado a declarar en julio como imputados a una veintena de exempleados del Consorcio de Informática Local de Mallorca (Cilma) que la Fiscalía sospecha trabajaron para Unió Mallorquina (UM) cobrando dinero público.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, las comparecencias están fijadas para los días 22, 25, 28 y 29 de julio, a razón de unas cinco personas por día.

Los imputados tendrán que responder ante la jueza y la Fiscalía Anticorrupción por la pieza número 13 de este caso de supuesta corrupción durante la pasada y actual legislaturas, en la que se investigan tres convenios entre el Consell de Mallorca y el Cilma -dependiente de la institución insular- para poner en marcha sendos proyectos durante la legislatura 2003-2007.

Estos tres proyectos fueron Infomallorca, una página web de información de la isla; Mallorca Digital, una plataforma para digitalizar bases de datos, y Eiel, una encuesta sobre las necesidades de los ayuntamientos.

El primero de ellos lo financió el departamento de Turismo del Consell, dirigido por Francesc Buils; el segundo el de Cooperación Local, de Catalina Julve, y el tercero el de Vicepresidencia, de Miquel Nadal.

Cada uno de ellos costaba al Consell entre 100.000 y 150.000 euros anuales y empleaban a unas 35 personas, de las cuales una veintena se sospecha que realmente trabajaron para UM.

El exvicepresidente del Consell Miquel Nadal (UM) ya declaró hace unas semanas por esta pieza, además de la de Eugenia Cañellas, ex secretaria técnica de Vicepresidencia, y de Coloma Castañer, la que fuera secretaria técnica del departamento de Cooperación Local.

Sus declaraciones se produjeron días después de que el exgerente del Cilma Eugenio Losada afirmara que estas personas no trabajaron para el consorcio, sino para UM.

Mientras que Nadal se negó entonces a declarar Cañellas afirmó que las órdenes de contratar a estos trabajadores vinieron del propio Nadal y del que era director insular de Proyectos, Mateu Cañellas, también de UM.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.