PALMA - EL AYUNTAMIENTO AVALARA 30 MILLONES DE EUROS PARA EL PALACIO DE CONGRESOS. MOMENTO DE LA VOTACION DURANTE UN PLENO DEL AYUNTAMIENTO. | Jaume Morey

6

Uno de los principales problemas a los que tendrá que hacer frente el próximo gobierno de Cort es devolver 40 millones de euros antes de 2015, derivada de la autorización del Real Decreto Ley 5/2009 de 24 de abril que permitió a los ayuntamientos poder recurrir al endeudamiento para cubrir el déficit de 2008 y parte de 2009. Esta normativa imponía la redacción de un plan de saneamiento, que debía ser aprobado en el pleno. En Palma PSOE, UM y Bloc aprobaron un plan que preveía una subida del 47% del IBI entre 2012 y 2015. El teniente de Alcaldía d'Hisenda, Andreu Alcover, dice que este plan de saneamiento ha quedado sin efecto, ya que el pleno aprobó por unanimidad una congelación catastral. Sin embargo, el portavoz del PP, Julio Martinez, asegura que este plan de saneamiento sigue en vigor hasta que se sustituya por otro y se le comunique a Madrid, tal y como dice la resolución del 5 de mayo de 2009 de la dirección de Coordinación Financiera con las CC AA y las entidades locales; y aclara que el plan recoge la congelación catastral hasta 2012, pero no más allá.

Informe

El Real Decreto también señala que Intervención debería haber presentado un informe del plan de saneamiento antes del pasado 31 de marzo y no ha sido así.

En 2012 Cort tiene que amortizar 6 de los 40 millones de euros contemplados en el plan de saneamiento. La Ley permite que Cort lo devuelva como quiera, siempre que sea antes de 2015. Alcover adelanta que si el PSOE continúa gobernando, Cort se endeudará para amortizar los 40 millones de euros. Martínez sostiene que la Ley no permite amortizar la citada cantidad con deuda, ya que obliga a Cort a devolver los 40 millones de euros y no a cambiar de banco; aunque puntualiza que Madrid puede cambiarlo, aunque es poco probable. El portavoz del PP anuncia que si gobiernan «haremos todo lo posible por presentar un plan de saneamiento alternativo y no tener que subir el IBI como aprobó Calvo».