Antonio Alberca, nuevo abogado de Jaume Matas. | J. Sevilla

7

«La estrategia será demostrar que las acusaciones no se sustentan. Ya está. Una defensa pura en derecho. Nada más». Lo afirmó ayer en Madrid el letrado Antonio Alberca Pérez, con 15 años de experiencia en el mundo de la abogacía penal, y que se encargará de las numerosas causas que el ex president tiene pendientes en el llamado 'caso Palma Arena'.

«Defender a Jaume Matas es un reto y, además, sí pienso que es plenamente inocente con lo cual estaré más presionado porque realmente he de demostrar lo evidente: su plena inocencia», agregó.

Cuatro o cinco años

«Un tema penal se puede alargar durante cuatro o cinco años. No me vale una condena mínima que en otro caso sería positiva. En el de una persona pública como Jaume Matas cualquier condena por lo mínima que sea le puede afectar su reputación de por vida. La cuestión es que hay que sacarle absolutamente inocente», añadió.
Conocido por defender a Rafa Zohuier, condenado a 10 años por los atentados del 11-M en Madrid, Alberca incide en su interés por demostrar la inocencia del ex ministro de Medio Ambiente: «Acepté el caso porque cualquier abogado ante un asunto del tipo que sea, si ve que lo puede defender, evidentemente cumplirá con su función y máxime en un tema como éste que, además, cuenta con varios motivos de defensa».