Imagen del polémico parking de Son Espases, de pago tanto para usuarios como para empleados. | S. Amengual

1

El juzgado de lo contencioso administrativo ha admitido a trámite el recurso interpuesto por UGT contra la imposición de tarifas o abonos, tanto a personal como a usuarios, por el uso del aparcamiento del nuevo Hospital Universitario Son Espases, informa este sindicato en un comunicado.

UGT destaca que ha sido la única organización que ha acudido a la vía judicial para impugnar una actuación administrativa que afecta, además de al personal de Son Espases, a los usuarios de la sanidad pública y de manera especial a los que padecen enfermedades crónicas que requieren tratamientos continuados.

En Son Dureta, se recuerda en la nota, se venía haciendo un uso gratuito del antiguo hospital de referencia, recuerda UGT, que defiende que el traslado de centro de trabajo no puede entrañar un empeoramiento de las condiciones laborales y retributivas.

Imponer una tarifa por el uso del aparcamiento modifica las condiciones de trabajo de forma «arbitraria e injustificada y vulnera el derecho a la negociación colectiva», se lee en el comunicado.

Para UGT, el cobro de una tarifa no respeta el procedimiento legalmente establecido y se trata de una decisión administrativa que carece de sustento normativo.