Previous Next
23

A poco de más de un mes para terminar la legislatura, el Parlament vivió ayer una jornada de estreno con la llegada de José Ramón Bauzá. El presidente del PP balear juró su cargo de diputado, saludó a todos los miembros de la Mesa del Parlament y después se dirigió hasta Antich para estrecharle la mano.


Tras la protocolaria promesa como diputado, Bauzá ocupó el escaño reservado al jefe de la oposición, que está justo detrás de los sitios que han ocupado históricamente los presidentes autonómicos del PP.


Bauzá no intervino en la sesión parlamentaria de ayer, pero en los pasillos del Parlament dejó claro que no se esconderá en estos próximos meses en su papel de presidente del grupo parlamentario.


El presidente del PP balear no es portavoz, pero formulará preguntas al president del Govern. Tampoco se descarta que participe en algún debate, aunque todos los asuntos pendientes están ya asignados a los distintos diputados del grupo popular.


Precisamente, Francesc Antich aprovechó una pregunta de Antoni Pastor para despedirse del actual portavoz del grupo popular. Pastor formuló ayer una pregunta a Antich sobre el paro que hay en Balears, y al final el president del Govern le dio las gracias por su trabajo como portavoz. «Espero que Bauzá se encargue de este trabajo», dijo Antich durante el cara a cara parlamentario despidiéndose del portavoz popular. Pastor reprochó al presidente del Govern que le hubiese ninguneado en el pleno de la pasada semana. Antich dijo entonces que Pastor no se enteraba de nada.


De hecho, el grupo parlamentario ya registrará hoy mismo la primera pregunta que formulará Bauzá en el próximo pleno de la Cámara. Las preguntas tienen que presentarse los miércoles antes de la reunión de la junta de portavoces para que puedan incorporarse en el orden del día de los plenos.


Ley del Buen Gobierno


En el estreno de Bauzá como diputado el Parlament admitió a trámite el proyecto de ley del buen gobierno, que seguirá tramitándose gracias a los votos a favor de Unió Mallorquina. Durante el debate, el conseller de Presidència, Albert Moragues, pidió el apoyo del PP a esta nueva ley.


La popular Catalina Soler dijo que esta ley solo «será para luchar contra la corrupción del PP». «No hablo de la corrupción de unos y otros. Cada uno sabe cómo tiene las cosas en su casa», respondió Albert Moragues en el debate.