Francesc Triay, presidente de la Autoritat Portuaria de Balears, hoy durante la rueda de prensa que ha ofrecido. | Tolo Mercadal

9

El presidente de la Autoridad Portuaria de Balears, Francesc Triay, ha declinado hoy hacer declaraciones sobre su imputación en la «operación Mar Blau», pero ha admitido «estar preocupado» por su implicación en este caso.

Al término de la reunión que ha celebrado hoy el Consejo de Navegación y Puerto de Mahón, Triay ha manifestado a los medios informativos: «no voy a hacer ningún tipo de declaración ni de valoración en relación a mi imputación en la operación que investiga la concesión de amarres a Trapsa Yates, porque si lo hago podría incurrir en responsabilidad».

Ha afirmado que esta cuestión no se ha tratado en la reunión del Consejo de Navegación y ha admitido «estar preocupado por este asunto».

Sobre las manifestaciones efectuadas por el presidente del Govern Balear, Francesc Antich, quien dijo que «no duda de la escrupulosidad» en la actuación y la gestión de Triay Llopis al frente de la Autoridad Portuaria de Baleares, ha dicho que agradece y valora «positivamente» las manifestaciones favorables «pero no implica que deje de estar preocupado por hallarme en esta actual situación».