Francesc Triay, ayer cuando fue a declarar a Jefatura de Policía. | S. Amengual

10

El Govern balear no tomará ninguna decisión sobre la continuidad de Francesc Triay como presidente de la Autoritat Portuària de Balears mientras que no se le apliquen medidas cautelares, al tiempo que ha defendido la presunción de inocencia de cualquier persona que esté imputada.

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Joana Barceló, ha sido preguntada sobre este asunto en la rueda de prensa tras el Consell de Govern después de que Triay declarara ayer ante la Policía en relación a la «operación Mar Blau», sobre supuesta corrupción en la concesión de concursos públicos por parte de la entidad portuaria.

Barceló ha explicitado el «máximo» respeto a la Justicia por parte del Govern y ha remarcado que una imputación no es una condena. La Justicia ha abierto un proceso sobre este asunto y clarificará lo que ha pasado, también en relación al presidente de la Autoridad Portuaria.

En su declaración de ayer ante la Policía, Triay aseguró que no ha cometido ninguna irregularidad.