0

La directora general de Salud Laboral, Paula Liñán, ha admitido que desde 1999, Baleares tiene el índice de siniestralidad más alto de todas las Comunidades Autónomas (2.372,2 por cada 100.000 trabajadores), superior a la media nacional, mientras que, por otro lado, ha señalado que es la segunda región con un mayor índice de accidentes 'in itinere' (trayectos desde o hacia el puesto de trabajo).

Así lo ha manifestado Liñán, con motivo de la presentación de la Guía Básica de actuación en materia preventiva de UGT, cuyo secretario general de Salud Laboral, Tomás Navarro, ha destacado que entre enero y septiembre de este año, el índice de siniestralidad se ha reducido un 7,97 por ciento, en relación al mismo periodo de 2009, si bien ha lamentado que este año se han «disparado» los accidentes mortales, «hasta alcanzar la cifra de ocho, frente a los cinco que se produjeron el ejercicio anterior».

Concretamente, los últimos datos oficiales, publicados en la página web de la Conselleria de Trabajo, revelan que en el primer semestre de este año, el índice de accidentabilidad, que se calcula en relación al número de personas afiliadas a la Seguridad Social con las contingencias de accidentes de trabajo cubiertas, bajó un 10,22 por ciento, respecto al periodo comprendido entre enero y junio de 2009, después de que se contabilizaran 7.711 accidentes en Baleares, frente a los 8.899 de 2009.

Por su parte, Navarro ha señalado que durante este año, se han registrado 288 enfermedades profesionales, lo que significa «un caso por cada 1.454 trabajadores», si bien ha precisado que existe una «descompensación brutal» entre Comunidades, dado que en función de los territorios, «se detectan más o menos patologías de este tipo».

Así, ha puesto como ejemplo el caso de Navarra, donde este año se ha detectado una enfermedad por cada 180 trabajadores, gracias a que cuenta con un Instituto de Salud Laboral, que es «el espejo en el que nos tenemos que mirar el resto de Comunidades Autónomas», con el fin de descubrir estas patologías.

En este sentido, Liñán ha anunciado que antes del 31 de diciembre de este año, estará constituido el Instituto Balear de Salud Laboral, formado por representantes de las Consellerias de Educación y Salud y de la Inspección de Trabajo, con el fin de «lograr que salgan a la luz las enfermedades profesionales».

«Queremos que afloren este tipo de patologías, dado que se trata de lesiones que van minando la salud de los trabajadores», ha destacado la directora general de Salud Laboral. De este modo, el dirigente de UGT ha esperado que esta herramienta permita que Baleares «se acerque más a las cifras de Navarra y cuanto antes lo logremos, antes mejoraremos la salud de los trabajadores».


Los técnicos de prevención «no vana molestar»

Por su parte, Liñán ha recalcado que, cuando comenzó esta legislatura, el Govern consideró «necesario» actuar contra los accidentes de trabajo, razón por la cual consensuó en 2007 con las empresas y los sindicatos el Plan de Choque Contra la Siniestralidad Laboral, mediante el cual se contrataron doce nuevos técnicos de prevención, de los cuales seis están en Mallorca, tres en Menorca y tres en Ibiza, sumando así un total de 28 (20 en Mallorca y 4 en Ibiza y Menorca).

«Hoy hemos logrado que estos técnicos se queden como funcionarios de salud laboral», ha subrayado, al tiempo que ha recordado a las empresas que estos técnicos «no son agentes externos que van a molestar, sino que tienen derecho a obtener información de la empresa y a obtener el documento de evaluación en materia de prevención».

Así, ha reconocido que, de momento, no se ha logrado el objetivo de tener delegados de prevención «totalmente integrados» en la empresa, razón por la cual el Govern está elaborando un Decreto, que se encuentra en periodo de alegaciones, mediante el cual «se regulará el registro de delegados, así como la formación mínima que deben tener».

Concretamente, el citado Plan de Choque contra la Siniestralidad Laboral habilita a los técnicos de prevención del Govern para que puedan hacer requerimientos a las empresas que incumplan la ley en materia de riesgos laborales y, además, sus informes servirán para que los inspectores de trabajo propongan a la Conselleria que levante un acta de infracción a estas empresas.

Jornadas sobre accidentes 'in itinere'

Por otro lado, Liñán ha adelantado que el 27 y el 28 de enero, se celebrará en Baleares unas Jornadas, organizadas por la Dirección General de Tráfico y el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene, en colaboración con Mapfre, destinadas a prevenir los accidentes de tráfico 'in itinere', teniendo en cuenta que Baleares es la segunda región con el índice más alto, si bien llegó a ser la primera.

Por su parte, el secretario de Salud Laboral de UGT ha criticado que, actualmente, en España «soportamos unas cifras de siniestralidad impropias en una sociedad moderna», teniendo en cuenta que cada día «fallecen dos trabajadores y se contabilizan 78 accidentes graves; 1.452 leves y 42 enfermedades profesionales».

Para reducir estas cifras, ha resaltado que su sindicato aboga por la negociación colectiva, para regular los mecanismos de prevención en las empresas; por la formación, para lograr comportamientos seguros y saludables de los trabajadores; por la información, para exigir a las empresas que cumplan sus deberes en materia de riesgos laborales y por la participación de los empleados.

Finalmente, Navarro ha criticado el hecho de que muchas empresas dedicadas a la información y a la formación en materia de prevención sean subcontratadas por la Administración Pública, cuando, a su juicio, estos servicios no deberían estar externalizados, sino que deberían ser prestados por trabajadores públicos.