0

El presidente del PP en Balears, José Ramón Bauzá, ha asegurado que su determinación de no incluir a militantes imputados en las listas del partido en las próximas elecciones es una decisión «muy meditada», «absolutamente» suya y «no tiene marcha atrás».

El líder del PP en las islas ha remarcado que la sociedad «pide gestos» a la clase política y que se trata de dar «soluciones excepcionales a situaciones absolutamente excepcionales». Asimismo, ha reconocido que su decisión haya podido «generar una cierta injusticia a determinadas personas», aunque, según ha destacado, no plantea el proyecto de su partido en «personalismos» puesto que se basa en las «demandas de la sociedad».

Bauzá, quien ha señalado que no tiene ninguna «intención» de entrar como parlamentario en la Cámara Balear, tras la dimisión de Miquel Munar, y ha asegurado que entrará la siguiente en la lista, Maria Montserrat Bennàsar.