0

Endesa Distribución ha vendido a Red Eléctrica de España (REE) la totalidad de las líneas de transporte eléctrico y las subestaciones que prestan estas funciones de Balears. El precio de esta venta concreta no ha trascendido, pero sí se sabe que por las líneas eléctricas de Canarias, Balears y algunas de la Península REE ha pagado a Endesa 1.412 millones de euros.

En el caso de Balears la venta afecta a las líneas con tensiones de 66 kilovatios (kv), 132 kv y 220 kv. En total, se trata de 1.169 kilómetros de líneas y cables submarinos de alta tensión en las Islas.

Desde la Conselleria de Comerç, Industria i Energia valoran positivamente esta operación. Así, el director general d'Energia, Josep Maria Rigo, explica que se incrementa la seguridad del sistema eléctrico, ya que las líneas de transporte se planifican duplicando las conexiones para asegurar el suministro en caso de que falle una conexión. Además, la red de transporte entra dentro de una planificación eléctrica estatal y las inversiones se realizan en función de la conveniencia del sistema y no en función de demandas puntuales para cubrir determinados suministros de distribución. Rigo también destaca que la presencia de un transportista único e independiente de las otras actividades de generación, distribución y comercialización de electricidad puede garantizar mejor el acceso de nuevos operadores de generación a la red.


Más estabilidad

«Es un paso más para aumentar la estabilidad del sistema. REE será el operador del sistema y el transportista, por lo que habrá menos incidencias y las que se produzcan se resolverán antes», sostiene el responsable d'Energia del Govern.

Además, Rigo añade que con la venta de la red de transporte a REE «se termina un periodo de incertidumbre que ha durado tres años y ha afectado a la construcción de algunas subestaciones retrasando la finalización de algunos polígonos industriales en Balears».

Sin embargo, este proceso, que se materializará el próximo 31 de julio, no ha estado exento de polémica. Así, el pasado mes de mayo UGT manifestó su oposición a la venta de la red de transporte por parte de Endesa a REE. Los sindicalistas llegaron a pedir la dimisión de la consellera Xisca Vives, porque entendían que la venta perjudicaría a la Islas y supondría el despido de los trabajadores de la red de transportes. Sin embargo, REE y Endesa han llegado a un acuerdo y la primera absorberá a todos los empleados que realizan funciones de transporte, una treintena, aproximadamente

Vives destaca que han realizado un gran esfuerzo para evitar que se produjesen despidos y celebra el acuerdo al que han llegado ambas empresas. En principio, la Conselleria de Comerç, Industia i Energia analizó en profundidad el sistema eléctrico balear para comprobar si era viable dar respuesta a las demandas sindicales. Se determinó que podía haber excepciones de criterio general, tal y como prevé la Ley, y algunas instalaciones que por su situación no realizan funciones de transportes podían seguir en manos de Endesa. Sin embargo, la eléctrica ha optado por vender íntegramente la red de transportes a REE. Cabe recordar que la disposición transitoria novena de la Ley 17/2007 obliga a las distribuidoras de electricidad a vender sus redes e instalaciones de transporte eléctrico antes del próximo martes, 6 de julio.

El director general d'Energia prevé que el cambio de propiedad de la red de transporte de la electricidad no supondrá incidentes. Además, destaca que Endesa ha ofrecido su colaboración a REE durante este proceso.