0

El senador socialista por Mallorca, Xavier Ramis, aseguró ayer que «la reforma laboral es especialmente positiva para Balears», ya que es una de las comunidades con más temporalidad en los contratos y más precariedad laboral. En su opinión, la reforma laboral «quiere combatir la precariedad y ayudar a que los trabajos temporales se conviertan en fijos».

Ramis explicó que la nueva normativa establece límites al número de contratos temporales y por obra que se puedan ir encadenando, además de aumentar los derechos de los trabajadores temporales. «Los derechos de los trabajadores no se reducen», aseveró.

También señaló que otro de los objetivos de la reforma es «dar más flexibilidad a las empresas con dificultad para que puedan adaptarse a las circunstancias y no tengan que cerrar».